Una tunda de perro bailarín le pusieron a un sujeto identificado como Carlos Manuel, oriundo del municipio de Hoctún, y que había salido a emborracharse en la fiesta tradicional de Kinchil.

Charly, quien labora en las naves de una empresa porcícola, dijo al reportero que fueron cuatro jóvenes los que lo agandayaron y asaltaron, pues le quitaron una billetera, poco antes de las 23:00 horas, cuando ya casi llegaba a la casa donde rentan.

“Por suerte no traía nada de dinero en efectivo, los tipos pensaron que traía lana, sólo se llevaron algunas tarjetas, entre ellos mi credencial de votar” abundó.

Al hoctunense lo sorprendieron, en la esquina de la calle 23 con 18, justo a una cuadra del centro, y tras noquearlo con un puñetazo en su boca y dejarle un chuchuluco en su cabeza, lo bolsearon para luego darse a la fuga.

Manuel se presentó a la Comandancia ensangrentado para poner su queja, pero al no reconocer quiénes fueron los agresores, mejor se fue.