Se disparan los asesinatos por violencia familiar en Yucatán

InicioPolicíaSe disparan los asesinatos por violencia familiar en Yucatán

Se reportan dos feminicidios y dos homicidios en los últimos tres meses en Yucatán

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- La violencia familiar en Yucatán se han incrementado al grado de que este delito ha propiciado en los últimos tres meses cuatro asesinatos: dos feminicidios, un homicidio cometido por marido agresivo y el otro de un padre que intervino para defender a su hija de la golpiza que le daba su esposo.

El Centro de Justicia para Mujeres en Yucatán, dependiente de la Fiscalía General del Estado, ha atendido a más de 20 mil usuarias desde su creación en marzo de 2014, pero son muy pocos los casos que han resuelto en los tribunales, pues la mayoría de las víctimas prefieren otorgar el perdón y continuar recibiendo las agresiones, porque el hombre es el único proveedor de recursos.

Las denuncias que más se reciben son por violencia familiar, el segundo es por incumplimiento de las obligaciones de asistencia familiar y la tercera por delitos sexuales.

El objetivo del Centro para las mujeres que sufren violencia, es que éstas reciban la atención y el servicio que requieren y acudan con la confianza y que tengan la seguridad que van a ser apoyadas.

El Centro de Justicia para Mujeres tiene la facultad de solicitar órdenes de restricción en contra de los agresores, con lo que se busca proteger a las víctimas que sufran algún riesgo de ver vulnerado su estado físico o su vida. Sin embargo, los fiscales investigadores no llevan a cabo esa encomienda tal y como sucedió en el caso del chiapaneco Marco Antonio García Cundapi, quien recientemente fue sentenciado a 38 años de prisión por del delito de feminicidio agravado por el asesinato de su ex pareja sentimental Aracely Calvo López en una lonchería ubicada enfrente del hospital O’Horán de esta ciudad.

También te puede interesar: Mujeres de Yucatán alzan la voz con fuerza en su día

El juez segundo de control, Luis Mugarte Guerrero, ordenó por oficio al fiscal general Ariel Aldecua Kuk para que se realice una investigación debido a que entre los datos de prueba del Ministerio Público, figura una denuncia por violencia familiar realizada por la hoy occisa, en la cual no se llevaron a cabo las indagaciones pertinentes para salvaguardar su integridad física, lo que solicitó en aquella ocasión.

O sea, que el personal de la FGE actuó con negligencia y se le podría fincar responsabilidad. Al respecto, la FGE no informó del resultado de las investigaciones ordenadas por el Poder Judicial. Las medidas de protección también son emitidas a través de las Fiscalías Investigadoras (anteriormente agencias del Ministerio Público) tanto al interior del estado como en las unidades periféricas, para lo cual debe existir una denuncia de por medio, como ocurrió en el caso anterior.

En este sentido, se le brinda protección a la víctima, de acuerdo al caso, se determina como emergente o preventiva. La primera está dirigida a desalojar al presunto agresor o en su caso a la víctima del domicilio que comparten, a fin de disminuir los peligros que la situación representa, por lo que también se asigna la vigilancia de un policía que permanece cerca de la afectada el tiempo que dura esta medida.

Sin embargo, en la práctica, de acuerdo con organizaciones que pugnan por una vida libre de violencia a la mujer, muy pocas ocasiones se cumplen con las órdenes de restricción y que la víctima sea custodiada por un agente policiaco, ya que ésta tiene que demostrar que en verdad está en peligro, de lo contrario la medida no se solicita.

En el caso de la medida preventiva está orientada a realizar un tipo de acompañamiento para que la denunciante pueda efectuar alguna diligencia en la que pudiera correr riesgo, como por ejemplo el sacar sus pertenencias de su domicilio o la realización de un trámite que implique encontrarse con su presunto agresor. En ambos casos la persona contra la que se aplica la medida de protección debe ser notificada de la misma, al tiempo que se le exhorta a mantenerse alejado de la querellante.

Con ello se busca salvaguardar la seguridad de quienes acuden en busca de ayuda, en casos que por lo general corresponden a situaciones de violencia familiar. Estas medidas se extienden a la protección no sólo de la persona denunciante, sino de los hijos.

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

Trabajador muere tras recibir una descarga eléctrica en la vía pública...

Un trabajador de la empresa “Perforaciones Peninsulares Especializada S.A. de C.V.” recibió una descarga eléctrica al tocar un cable de alta tensión que provocó...