Recta final en juicio de sicarios

InicioPolicíaRecta final en juicio de sicarios

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- La Fiscalía General del Estado tiene un plazo de 15 días hábiles para hacer la acusación formal en contra de los sicarios tabasqueños Oscar Miguel López Tovilla y Jonathan Mézquita Avalos, quienes asesinaron a Emma Gabriela Molina Canto, pues ayer venció el plazo para el cierre de investigación en contra de estos dos involucrados en los hechos.

En tanto, el cierre de investigación para el operador financiero César Rogelio Reyes Barrueta, también procesado por homicidio, quedó para el próximo día 9, y para Martín Medina Sonda, quien está acusado de feminicidio vence el 23.

Al término del plazo para la acusación formal, el juez segundo de control, Luis Mugarte Guerrero, llevará a cabo la audiencia intermedia para los dos autores materiales de este crimen, en la que se determinarán las pruebas que se desahogarán en el juicio oral en contra de estos dos acusados.

Como publicamos, la tarde del 27 de marzo pasado, Emma Gabriela Molina Canto fue asesinada de 11 cuchilladas por los tabasqueños Oscar Miguel López Tovilla y Jonathan Mézquita Avalos, quienes horas después fueron detenidos por agentes de la Secretaría de Seguridad Pública, y de las investigaciones resultó que hay cuando menos otros tres implicados de los que ahora solo uno está prófugo.

Dos días después de los hechos, la Policía Estatal de Investigación detuvo en Ecatepec, Estado de México, a César Reyes Barrueta como tercer implicado en este asesinato. Al ser presentado ante el juez segundo de control, se declaró confeso e implicó cuando menos a dos personas más, incluido Martín Medina Sonda como el autor intelectual, quien ya está vinculado por feminicidio.

Según la causa penal, el 25 de marzo pasado, Jonathan Mézquita Avalos se entrevistó con su coacusado Óscar Miguel López Tovilla quien lo invitó a participar para darle “un susto” a una persona en Mérida, también le dijo que si aceptaba les pagarían 30 mil pesos a cada uno.

Acudieron a la terminal del ADO en Villahermosa, alrededor de las 23:00 horas de ese mismo día, donde se vieron con Freddy García Ramírez, quien es la persona que los contrató,  y ya había comprado los boletos para viajar a Mérida a la una de la madrugada del domingo 26.

Los tres llegaron a Mérida a las nueve de la mañana y luego de desayunar fueron llevados a hospedarse al hotel “Dolores del Alba”, en el Centro de Mérida, pero ese mismo día fueron llevados al lugar de los hechos en la calle 28 por 39 del fraccionamiento San Luis, en Mérida, donde incluso compraron refrescos y botanas, mientras que el hombre que los acompañaba les explicaba que en la casa que estaba enfrente del establecimiento vivía la mujer a quien iban a darle un susto.

 

 

Artículo anteriorPata adobada a la cerveza
Artículo siguienteUn cadáver en el camino
- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO