Puso fin a su tormento
René de Jesús se quitó la vida, luego de sufrir por varios años esquizofrenia.

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Por fin pudo ponerle fin a su dolor y desesperación, René de Jesús Chi Sansores, pues después de sufrir por varios años esquizofrenia, debido a un accidente que sufrió y el consumo de medicamente controlados, los fantasmas en su mente consiguieron que este pobre hombre de 50 años de edad se quitara la vida en el interior de su cantona, en la colonia Sambulá.

Un accidente laboral, según contaron familiares de René, fue el detonante de una vida de martirio.

En el año 2004, Chi Sansores comenzó a consumir medicamentos psicotrópicos para poder controlar los dolores que sufría debido a las lesiones que sufrió en el accidente.

Por más de 13 años este pobre hombre acabó con sus neuronas a tal grado que al suspenderle el uso de los medicamentos, se puso como loco, hasta llegar a atentar contra su vida, al menos en dos ocasiones.

Pero ayer por fin consiguió lo que tanto había buscado, pues en el transcurso del día, René tomó una soga y después de atarla a un madero, se la puso al cuello y adiós mundo cruel.

Fue la hermana del ahora occiso que dio parte a las autoridades, cuando se enteró de lo sucedido.