Este viernes por la noche, un joven que estaba a solas fumando un cigarro, mientras se llevaba a cabo la quema de los once toritos de fuego del gremio de mecánicos, de pronto comenzó a convulsionar.

El joven cayó tendido entre el mar de gente en la calle, pero a pesar del ruidero y de la poca iluminación, bastantes personas se dieron cuenta de lo que le pasó y pidieron ayuda.

La víctima fue retirada del lugar por paramédicos de la Comisión Nacional de Emergencias antes que fuera pisoteado y lo trasladaron al hospital de Motul.

Alguna persona se atrevió a decir que al chavo le pegó un barrepies en su frente, lo que ocasionó la convulsión, pero esta barbaridad fue desmentida por dichos paramédicos.

No se dio a conocer si padece alguna enfermedad que le provocó la convulsión, como por ejemplo epilepsia o si el show de pirotecnia no tuvo nada que ver con el ataque.

El joven finalmente fue trasladado a su cantona, donde se recupera muy favorablemente.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí