Ardió la cama
Cuando vio que su casa se estaba quemando, doña Conchita suspendió a sus dos hijos y los llevó a la calle en lo que llamaba a los bomberos.

Redaccion/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Un cuarto fue consumido por el fuego debido al descuido de una ama de casa que en lugar de planchar en el burro o en alguna mesa, dejó la plancha conectada sobre la cama y se fue al baño sin imaginar que las sabanas comenzarían a arder.

Alrededor de las 7 de la mañana, Concepción Alvarado Pérez, de 48 años y quien vive en la calle 66 por 109-D de la colonia Obrera se puso a planchar su ropa, y se le hizo muy fácil usar la cama, y mientras dejaba que la plancha se calentara se fue al baño a echarse una canción.

Cuando estaba serenamente sentada en el trono comenzó a sentir un fuerte olor a quemado, así que le cortó a la llamada de larga distancia que realizaba y acechó en su habitación, y fue cuando se llevó la sorpresa de ver la cama envuelta en llamas.

Sin pensarlo corrió al cuarto de sus hijos, los levantó y salieron todos de la casa, y una vez en la calle llamó al 911 en busca de ayuda. En pocos minutos llegaron los bomberos de la SSP, que rápidamente sofocaron el incendio y evitaron que se extendiera a otras piezas de la vivienda.

Por suerte nadie resultó lesionado o intoxicado, pero las cosas no se salvaron. Adiós a ropa, tele, aire acondicionado, muebles y, por supuesto, a la cama. Y por el calor se rompieron los cristales de una ventana corrediza de la habitación donde se originó el incendio, además de dañar un refrigerador, una estufa y chamuscar las paredes de la cocina.