Enigmas: espíritu de niña que murió quemada habita en panteón de Veracruz, aseguran

InicioEspecialesEnigmas: espíritu de niña que murió quemada habita en panteón de Veracruz,...

Enigmas: los ojos de la estatua de Anita cobran vida y te siguen a donde vayas, aseguran

-Publicidad-

Por Jorge Moreno
Las historias de apariciones fantasmales en los cementerios son innumerables, prácticamente no existe un panteón en donde no haya ocurrido un suceso extraño relacionado con un fenómeno paranormal, y por eso hoy les presentamos, uno de tantos casos que se cuentan:

En 1908, el panteón “Juan de la Cruz” le dio la bienvenida a los restos de una niña de dos años llamada Ana María, cuya historia de su muerte comienza cuando la pequeña junto a sus padres viajó desde la Ciudad de México a Orizaba, Veracruz, a una fiesta familiar. En un descuido en el cual la niña se quedó sola, una vela cayó sobre su vestido provocando que Anita se quemara y perdiera la vida.

Destrozados e imposibilitados de trasladar su cuerpo a la Ciudad de México, los padres de Anita decidieron enterrarla en Veracruz, pero no sin antes mandar a hacer una estatua de la niña junto con un ángel guardián para que acompañara y protegiera a Anita por la eternidad.

Desde que Anita reposa en aquel cementerio, historias que pasan de generación en generación han convertido la tumba de la niña en una de las leyendas más famosas de Veracruz, pues se dice que el espíritu de la niña habita en el panteón.

Visitantes de hace más de 100 años hasta la actualidad han sido testigos de cómo en la noche los ojos de la estatua de Anita cobran vida y te siguen a donde vayas.

Los trabajadores nocturnos aseguran que en la madrugada, se puede ver el fantasma de la niña vagando por las tumbas buscando a sus padres, e incluso, afirman que en algunas ocasiones se puede ver un ángel tras ella.

Es común ver que las flores de otras tumbas desparecen para aparecer en la tumba de Anita, quien desde que murió, no ha habido un día que no tenga flores vivas.

Juguete a cambio de deseo cumplido

Dice la leyenda que Anita puede conceder deseos a los niños y si ella cumple alguno de ellos, el niño tiene que regresar a su tumba para agradecerle con un juguete. Por ese motivo, la cripta de esa infante es por mucho la más visitada de ese lugar, pues, ya sea por curiosidad o para comprobar lo que se dice de la leyenda, hay hasta padres de familia que llevan a sus hijos y les hacen leer una oración en pos del descanso de la niña, pues creen que esto ayuda al descanso eterno de Anita y su espíritu velará por cuidarlos ya sea a través de ella o de otras almas en pena.

La historia de Sofía

Uno de los relatos más famosos, es el de la niña Sofía, quien en 1992 tenía leucemia, y a pesar de haber visitado a los mejores especialistas médicos incluso de la Ciudad de México, un día, la abuela de la menor le dijo a los padres que la llevaran a este panteón para pedirle a Anita el favor de curar a la pequeña.

Los papás, aunque al principio no querían, ya cansados de no buscar otra solución decidieron intentarlo, pues no perdían nada y a raíz de ello, la niña milagrosamente se curó en las siguientes semanas.

Más allá de saber si fue gracias a la medicina o al favor del alma en pena infantil los padres, en agradecimiento, semanalmente, por varios años, llevaron ramos de flores a la tumba de Anita.

Cuando los papás fallecieron años después, fue la propia Sofía la encargada de llevar flores, ya convertida en madre, pues en 2009 ya tenía 25 años y dos hijos, por lo que la tradición continuó hasta la fecha.

También te puede interesar:

Enigmas: espíritus o almas en pena sí pueden dar mensajes a través de sueños

(Fotos: El Sol de Orizaba)

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO