Enigmas: el niño del triciclo

InicioEspecialesEnigmas: el niño del triciclo

Por Jorge Moreno
Hoy les presentamos un caso que nos mandó vía correo electrónico Moisés Lam Buenavista, regiomontano avecindado en Mérida desde hace poco más de cuatro años; a simple vista podría pensarse que se trata de una leyenda urbana, pero don Moisés afirma que sí fue un caso real, ya que hasta la prensa en su momento publicó este suceso.

Lo ocurrido data del año 1989, una familia oriunda de Monterrey viajaba en carretera hacia Saltillo, y por ser un viaje largo y pesado, decidieron detenerse en una tienda de autoservicio para comprar café y estirar las piernas, ya eran más de las dos de la madrugada…

En la camioneta viajaban siete personas, se bajaron cuatro (el conductor, su esposa y dos familiares más) y se quedaron en el vehículo los demás; unos minutos después cuando salían de la tienda, el jefe de familia (el conductor) vio con desesperación cómo un niño de cuando mucho cuatro años empezó a cruzar lentamente la carretera, montado en un pequeño triciclo.

El temor del señor era porque no había nadie junto a este menor y la carretera, a pesar de la hora, era muy transitada, y los autos y camiones pasaban a toda velocidad.

Justo en ese momento vieron cómo venía un tráiler que empezó a tocar el claxon y empezó a frenar, pues se escuchaba el rechinido de las llantas, sin embargo, todo fue inútil pues debido a la velocidad, embistió al menor; el trailero, quizás por temor a ser arrestado aceleró y se fue. Nunca se detuvo para ayudar al infante.

Rutas nocturnas ya darán servicio toda la semana

En ese instante, todos corrieron hacia la carretera para ver en qué podían ayudar, pero conforme se iban acercando notaron que no estaba por ninguna parte el cuerpo o el triciclo.

A pesar de que estaba bien iluminado ese tramo, las cinco personas que en ese momento se acercaron no notaron ni el más mínimo rastro, ni sangre; sólo se veía en el pavimento la mancha que dejaron las llantas al frenar intempestivamente a lo largo de mínimo cinco metros.

La sonrisa

Todos quedaron sorprendidos, entonces, uno de ellos entró a la tienda para avisar si tenían el teléfono de la policía local, pero cuando este explicó al encargado lo que había ocurrido, él sólo alcanzó a sonreír.

Ofendido, el señor le preguntó porque se burlaba de una tragedia, pero este le explicó que en realidad no había pasado nada, sino que se trataba del “fantasma del niño del triciclo”, y que al menos una o dos veces al mes pasaba lo mismo, los que pasaban por esa carretera veían a un infante intentando cruzar pero no era alguien de carne y hueso.

Y ya con más detalle explicó que cinco años atrás hubo un terrible accidente en ese mismo sitio, un niño de cuatro años fue embestido y arrollado, por un camión de doble remolque que perdió el control del mismo por transitar a exceso de velocidad y se subió a la escarpa, justo en donde estaba este niño, quien por desgracia murió de forma instantánea junto con su papá.

A partir de ese momento, mucha gente que transita por este sector ha visto de pronto cruzar de forma intempestiva a un niño con su triciclo (por alguna misteriosa razón al papá nunca lo han visto o al menos nadie lo ha mencionado) y han tenido que frenar de golpe, de hecho, un auto que tuvo esta misma visión incluso se volcó, pero por fortuna ninguno de los tripulantes sufrió lesiones graves.

La muerte del niño fue nota principal en las secciones policiacas de varios periódicos en ese entonces y en los siguientes años, y esos medios también han publicado ocasionalmente los reportes paranormales que aún se dan ahí.

Tal vez te pueda interesar:

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO