Hallan a bebecito muerto en la basura de un penal; estaba muy lastimado

InicioAlerta RojaHallan a bebecito muerto en la basura de un penal; estaba muy...

Un bebe de tres meses de nacido fue hallado muerto al interior de un depósito de desperdicios en el penal de San Miguel, en Puebla, por lo cual las autoridades tomaron conocimiento e iniciaron las investigaciones de inmediato.

Hasta ahora se presume que el bebé falleció fuera del lugar, y de alguna forma fue introducido al centro penitenciario de la capital poblana, sin darse más detalles al respecto.

Hasta ahora se sabe que en la mañana del lunes pasado, un interno manipulaba los envases de plástico de los desperdicios del lugar, a fin de separarlos de la demás basura, y encontró el cuerpo de un bebé.

De inmediato avisó a los custodios y éstos a las autoridades del penal, confirmándose que se trataba del cadáver de un bebé de pocos meses, así que se aseguró el sitio y se alertó a la Fiscalía General de Puebla.

Agentes investigadores llegaron junto con forenses y se recuperó el cuerpo, que corresponde a un varón de 3 meses de nacido que tenía huellas de sutura en el abdomen, por lo que se presume que en alguna clínica fue sometido a una cirugía y falleció, de modo que alguien lo metió luego ahí para deshacerse del cuerpecito.

Las autoridades omitieron ampliar la información mientras se realizan las investigaciones del caso, pero se habla de un fuerte avance que incluye la identidad de la criatura, saber que murió el día 5 de enero, y aunque no se tiene a los responsables, se abrió una carpeta por abandono de persona o posible infanticidio.

Se presume que algún trabajador de los que ingresan al penal con vehículos pudo haber abandonado a la criatura, pues por la pandemia no se ha permitido las visitas con menores de edad, mucho menos bebés.

También te puede interesar:

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

Piden no sacar más cacharros a las calles de Mérida

Por Patricia ItzáLa dirección de Servicios Públicos de Mérida pide a la ciudadanía ya no sacar más cacharros a las calles, después de que...