Ashley Barnes, futbolista inglés del Burnley, aprovechó la celebración del Día Internacional del Beso para plantar dos en la nariz de su compatriota Joe Bennett, jugador del Cardiff City, en el juego entre ambos equipos correspondiente a la Fecha 33 de la Premier League.

La primera mitad del duelo disputado en el Estadio Turf Moor estaba finalizando, cuando ambos jugadores tuvieron una discusión y se enfrentaron.

Barnes optó por darle dos besos en la nariz a Bennett con el fin de aligerar la situación, pero el árbitro Mike Dean decidió amonestarlo.

Es la primera ocasión que un hecho de esta naturaleza se presenta en la máxima categoría del balompié de Inglaterra.

Al final, el Burnley se llevó las tres unidades tras ganar el cotejo por 2-0, con lo que llegó a 39 unidades para ubicarse en el sitio 14, mientras que el Cardiff City se quedó con 28 puntos en el peldaño 18.

(Info: razon.com/Foto: @Arcadio_Rey)

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí