Buen “coco wash” le dio un miserable y abusado trailero a una pobre chava que tuvo la mala suerte de creerle y que ahora tendrá que conformarse con la pérdida total de su nave cuando ella ni siquiera fue responsable.

Una chamacona como de 30 años de edad, que conducía de poniente a oriente su nave sobre la carretera Mérida-Cancún, al llegar al puente que comunica con San Pedro Nohpat, tuvo la intención de ingresar a un fraccionamiento que ubica cerca.

Al tomar la lateral, no tuvo tiempo de frenar su March con placas YZB720A, cuando se le atravesó en el camino un tráiler que prácticamente salió de la nada. El trancazo fue brutal, pero por fortuna no hubo lesionados, sólo el susto marca “chorrillo” de la chava, cuya nave resultó pérdida total.

Abusado como son los mentecatos traileros, convenció a la conductora que ella era responsable del accidente y antes que llegaran las autoridades y aseguradoras, le hizo ver que él era “una buena persona” y como su mole de acero no había tenido daños, no se la haría de tos.

Acto seguido, se fue como si nada, aprovechando el desconocimiento y desconcierto de la mujer, que ni tuvo chance de anotar las placas del monstruo de metal.

Cuando llegó el ajustador de su aseguradora, éste le informó que como veía la posición del auto, era obvio que el trailero fue el responsable, por atravesarse a lo bestia.