Una perrita de apenas dos meses de edad fue rescatada sana y salva la noche de ayer por bomberos, tras caer en un pozo abandonado de una casa de la calle 27 entre 16 por 18 de Kinchil.

Salvador Jiménez Méndez, quien renta el mencionado predio, dijo que al llegar del trabajo y contar los cachorros: “uno… dos… tres… cuatro… cinco… ¡y faltaba el sexto!, sólo habían cinco, le faltaba uno.

Entonces inició desesperadamente la búsqueda de la perrita entre domicilios vecinos, y fue la “mamá” del pequeño animal la que alertó con sus ladridos al amo para guiarlo hasta la oquedad, ubicada frente a un predio vecino, por lo que acudió a pedir ayuda a las autoridades estatales con destacamento en este pueblo.

La cachorrita que llevaba varias horas dentro el pozo de tres metros de hondo seguía aferrada de un hueco de los costados, cerca del agua.

Valientemente, los rescatistas de la un unidad 794 de la SSP lograron sacar al animalito, todo mojado y tembloroso, pero sano y salvo.

 

Jiménez Méndez agradeció este noble gesto de los bomberos, mientras abrazaba cariñosamente a su mascota.

“Ni nombre le he puesto al ‘bebé’, pues en unas semanas más la pienso dar en adopción” finalizó diciendo muy contento “Chava”.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí