Metió su nariz y ¡mocos! 

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Bien amolada de la jeta quedó una camioneta NP300 Nissan luego de chocar con ganas contra el costado de un camión cargado de piedras, en la calle 40 con 35 de la colonia Jesús Carranza. La culpa fue del guiador del primer vehículo por asomarse demasiado en la vía que tenía preferencia de paso.

Resulta que la tarde de ayer iba un joven al mando de la camioneta de placas YP9544B sobre la calle 40 de sur a norte, llegó a la esquina de la calle 35 en la colonia antes mencionada, y se asomó demasiado y fue así como se reventó de nariz contra el cachete del camión de carga de matrícula YN6153B, el cual llevaba un resto de piedrotas en la parte trasera.

La peor parte se la llevó la primera camioneta porque de plano que se le destrozó el frente. Eso sí, nada que no puedan arreglar las aseguradoras. Al sitio llegaron agentes de la SSP que quedaron en espera de que llegaran los peritos para deslindar responsabilidades. Menos mal que no hubo personas lastimadas.