Con extinguidores, agua y hasta chescos apagan incendio de camioneta
Se presume que fue un cortocircuito lo que provocó la aparición de las llamas, y qué bueno que nadie salió lastimado.

Por poco y queda totalmente destruida una camioneta Windstar que se incendió en calles de Dzidzantún, pero gracias a la oportuna intervención de policías y vecinos las llamas fueron controladas, lo mismo con extinguidores que con agua y hasta refrescos embotellados.

Los hechos refieren que Juan J.C.C. llegó a Dzidzantún en su camioneta de placas DJC8436 y se estacionó en la calle 18 entre 15 y 17, y minutos después el vehículo empezó a incendiarse, presuntamente por un cortocircuito en la zona del motor, así que empezó a soltar fuego y humo.

Con extinguidores, agua y hasta chescos apagan incendio de camioneta
Al parecer, sólo la parte frontal del vehículo quedó dañada. Pudo haber sido peor.

Los vecinos se dieron cuenta de lo ocurrido y pidieron ayuda a la Policía Municipal, y cuando llegaron éstos sacaron extinguidores que empezaron a accionar contra el fuego, además de que los habitantes de la zona también apoyaron con cubetazos de agua y chicoleando refrescos.

Al final el siniestro fue controlado, evitando que el automotor quedara en cenizas, pues las llamas sólo devoraron la parte delantera.