Hieren a policía en detención de cacos

InicioPolicíaHieren a policía en detención de cacos

(Actualización)

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Mientras miles de yucatecos y avecindados se daban cita en playas, iglesias y sitios de diversión, tres cacos quisieron “visitar” a plena luz del día una casa del primer cuadro, pero al ser descubiertos por la policía, uno lesionó a un agente con un cuchillo y éste, en defensa propia le soltó un plomazo en una “pata”.

Como informamos oportunamente, De Peso estuvo en el lugar de los hechos y se pudo averiguar de primera mano que la Policía estatal se puso una estrellita más al frustrar, a sangre y fuego, la labor de estos malandrines que quisieron hacer de las suyas en un predio ubicado a espaldas del Paseo de Montejo y a unos metros del Museo Cantón.

A eso de las 10 de la mañana, el propietario del predio número 439 de la calle 58 entre 43 y 45 se ausentó para ir a desayunar al mercado de Santa Ana y de paso comprar frutas y verduras.

Una tercia de malandros, desde un terreno baldío que se ubica enfrente, se dio “color” del movimiento y rápidamente rompieron el cristal de la puerta de la vivienda, a la que accedieron rápidamente.

Sin embargo, uno de los escasos habitantes del rumbo se percató de las malas intenciones de estas lacras y dio parte al 911, que respondió enviando a los elementos de una unidad policiaca para verificar un “robo en proceso”.

Al llegar, los polis sorprendieron a los tres rateros saliendo del predio y uno de los tipejos sacó entre sus ropas un cuchillo y le lanzó de tajos a un agente, que al ver esto primero soltó un plomazo al aire para amedrentarlo.

Sin embargo, al tipo le valió gorro el arma del oficial y se le fue encima, lesionándolo en varias ocasiones con el cuchillo.

Para evitar que lo siguiera agrediendo, el policía le tiró un plomo en la “pata” y logró inmovilizarlo.

Mientras tanto, otro agente detuvo a un segundo tipejo y el tercero, nada tonto, dejó solitos a sus cómplices, llevando consigo un buen lote de alhajas y dinero en efectivo.

Por cierto, una cadena con soguilla se le cayó al ahora prófugo sobre la banqueta del cruce de las calles 58 por 43.

Rápidamente el sitio fue invadido por uniformados y un par de ambulancias, que se llevaron a los lesionados a sendos hospitales para su atención médica.

Esa arteria fue acordonada por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de miembros de la Escena del Crimen para levantar evidencias del atraco y de esta forma consignar a los amantes de lo ajeno ante las autoridades correspondientes, toda vez que hubo un oficial herido.

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

Estrenan en México un singular baño «para todo género»

En un país como México, donde son cotidianas las marchas y manifestaciones por la igualdad de género, llama la atención la aportación del Museo...