Terrible suceso ocurrió esta tarde en la calle 13 por 40 y 42 de Ticul, pues padre e hijo que eran albañiles fallecieron cuando intoxicados cuando hacían su chamba en un predio particular.

La tragedia incluso pudo ser peor, pues un civil más y un bomberos al tratar de ayudar estuvieron a punto de perder la vida.

Las dos víctimas trataban de conectar un sumidero a otro que estaba por llenarse, y entonces al romper una pared para meter la tubería, salieron expulsados los gases tóxicos. De esta forma padre e hijo de inmediato sucumbieron.

Una tercera persona, al parecer amigo del dueño de la casa donde trabajaban los alarifes, al darse cuenta de lo que pasaba intercedió pero al tiempo que vio que ya habían fallecido comenzó a sentirse mal.

En ese momento llegaron los bomberos y uno de estos igualmente sufrió intoxicación, por lo que se tomó la decisión de sacar a los dos sobrevivientes de la zona y pedir que un equipo especial llegara de Mérida para poder rescatar los dos cadáveres.

Hasta donde se sabe, uno de los sobrevivientes fue trasladado al Centro de Salud local y el otro a Mérida.

Al lugar llegaron agentes de la Secretaría de Seguridad Pública en las unidades 6389, 7374 y 6551 y de la municipal en los vehículos 1527 y 1463, así como bomberos en la 854, y una unidad de la Cruz Roja.

Hasta las 14:30 horas ya había llegado personal de la Fiscalía y solo esperaban el arribo del Semefo.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí