Francisco Cadena León y su acompañante Marco Tulio Pérez tendrán que contar en su próxima borrachera que salieron ilesos al estamparse contra un vehículo pesado y destrozar un Beat sobre la carretera Mérida-Peto.

Eran las dos de la tarde y el sol pegaba bueno, cuando los polis se enfilaron hacia el entronque de Peto de la vía corta a Mérida, pues los conductores los alertaron de que había ocurrido un fuerte accidente en ese lugar.

Al llegar la ley, dos chavos estaban como “loquitos” en medio de la carretera; inmediatamente se dieron cuenta que estaban hasta las chanclas de pedernales y decían que la cosa era “leve” y que una zarigüeya se había atravesado en su camino.

Tras entrevistarse con el camionero Manuel Jesús Martín, dijo que el guiador del Beat se estampó brutalmente contra la parte trasera de su pesada unidad con placas de circulación YU284A.

El carrito quedó con el frente completamente destrozado, pero gracias al cinturón de seguridad y a las bolsas de aire, Francisco y Marco Tulio tendrán una lección que aprender y que contar en sus próximas borracheras, pero esperemos que nunca más vuelvan a tomar el volante cuando estén ebrios.