Desmayo eterno de Nayo

InicioPolicíaDesmayo eterno de Nayo

Redacción De Peso
MÉRIDA, Yuc.- Gabriel Bernardo Lizárraga Manrique fue un hombre de 51 años que hoy ya forma parte de la larga lista de adoradores de la diosa Xtab.

Este lunes en el transcurso de día, tomó un cable de su negocio en la colonia El Porvenir y harto de los problemas económicos que tenía, amarró dicho cable a una mata de huaya y se ahorcó.

Gacha sorpresa se llevó uno de los compañeros de chamba de don Gabriel; al llegar don Ricardo al negocio que compartía con el occiso, comenzó a abrir el establecimiento, pero una mala corazonada le hizo ir a la parte trasera del lugar y encontró a su cuate colgado de una mata de huaya.

Artículo anteriorHip, hip, se fue el Jeep
Artículo siguienteSe le atravesó la Van
- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO