Por intentar entrar rápido y furioso a un estacionamiento, un automovilista ocasionó un accidente y terminó pagando dos mil pesos, que sin duda alguna servirá para unas buenas “promos”, ya que hoy es viernes y el cuerpo lo sabe.

Según se averiguó, alrededor de las 5:00 de la tarde, un sujeto a bordo de su automovil sin precaución algúna ingresó de volada al estacionamiento de Plaza las Américas, y por venir distraido con su bendito celular, no se percató de un motociclista que circulaba ahí y al que terminó atropellando.

Por fortuna el motociclista solo presentó golpes leves, y la moto algunos daños.

Un policía estatal que se encontraba en el lugar decidio tomar conocimiento de los hechos.

El automovilista, al no tener un seguro, llego a un acuerdo con el motociclista de pagarle dos mil pesos para no ir al corralón y para evitar tanto papeleo.