Inicio Especiales Pecho a pechito: ¡Falta un chin... de cultura vial!

Pecho a pechito: ¡Falta un chin… de cultura vial!

Rollo: El Boffas
En esta ocasión, vamos a reproducir el “sentir” del experto en Vialidad, René Flores Ayora, quien fue víctima de un accidente de tránsito la semana pasada. Y, la neta, le cabe toda la razón (sin albur) cuando dice lo siguiente. Eche ojo y lean bien, sin prejuicios.

“Hoy jueves 28 de noviembre, cerca de las 8:30 pm yo, circulando por la calle 46 por calle 65, en una intersección controlada por semáforo, un vehículo con 2 personas a bordo, el conductor y su acompañante, una dama, se ‘volaron’ la luz roja del semáforo.

“¿El impacto? Las dos puertas del lado derecho impactadas (choque laminero); ¿lo bueno?, respetando los límites de velocidad de 40 km/hora (yo iba a 30 km/hora), no se volcó el vehículo.

“Después del impacto le reclame al conductor el por qué se paso la ‘luz roja’ y él me contesto: yo pase en luz amarilla (ámbar). Hay que recordar que la luz amarilla o ámbar del semáforo no es una continuación del verde, indica ‘despeje de la intersección’.

“Llamé al 911 y en 25 minutos llegó una unidad de la SSP. Se estacionó sobre la calle 65 por calle 46, esquina de ‘El Elefante’ y tenía encendidas sus torretas.

“Después le pregunté (al conductor) cuándo estaba su aseguradora y el comandante de la SSP me dijo ¿qué te pasó? Y me contestó (siempre el tripulante): tenía luz verde, y le dije: hay un protocolo de seguridad vial, el cual cuando existe ese conflicto la calle principal tiene luz ámbar o amarilla, y la calle de menor jerarquía tiene luz roja.

“Resumiendo el dictamen: semaforazo=ambos tienen luz verde. ¿Qué pasó? Cada quien repara su vehículo; afortunadamente fue un choque laminero en donde a mi vehículo sólo fue la fascia.

“¿Imaginan ustedes si hubiera sido un choque en donde hubiera sangre y se hubiera volteado el vehículo? ¿Cuántos que me están leyendo, amigos, conocidos y familiares le han pasado estos semaforazos? Hay que conducir un vehículo automotor con mucha prudencia y precaución, y tener el valor civil de decir: ‘sí, yo tuve la culpa’.

Lo que faltaba

“Y lo más chusco: puse mi triangulo reflejante detrás de mi vehículo y las luces intermitentes. ¿Y qué pasó? En menos de 15 minutos, 2 conductoras de 2 vehículos ‘atropellaron’ mi triángulo reflejante y estaban encima sobre mi vehículo. Y me pregunto: ¿no se veía mi triángulo reflejante? (vean la foto).

“Tú, yo, muchos más, estamos indefensos cuando tenemos la razón… Hace mucha falta el valor civil, el valor civil y que está muy perdido.

“Quisiera hacer una pregunta a las y los que conducen un vehículo automotor: ¿No se ve mi triangulo reflejante que puse detrás de mi vehículo y mis luces intermitentes cuando una conductora se pasó la luz roja del semáforo y lo impactó, en la calle 65 x 46, esquina de El Elefante?”

“Pues esa noche, más o menos, 8:30 pm, el jueves pasado, dos conductoras “como” que no vieron el triángulo reflejante, lo derribaron y se pusieron detrás del vehículo de las luces intermitentes, sin conductor.

“Cuando lo vi me fui directamente hacia la conductora y le comenté que si no vio el triángulo reflejante; con los cristales cerrados y celular a la mano no supo qué responderme. Reculó, saqué mi triangulo reflejante, se lo mostré y, en eso, el semáforo ya marcaba luz verde y se fue… Lo mismo sucedió con la segunda conductora.

Falta campaña de prevención

“Las distracciones (celular, encender un cigarro, cambiar el USB o el disco compacto, etc.) y las imprudencias (cambiar de carril sin poner las luces direccionales, rebasar por la derecha, etc.), son causas de la infinidad de los siniestros de transito en nuestra ciudad de Mérida y en todo el mundo, que son prevenibles, evitables y que tienen una causa.

“Por ello la importancia de la expedición de las licencias de conducir un vehículo automotor debe ser con mucho rigor, en lo teórico y en lo práctico… hay que empezar.

“He escuchado que las muertes por los siniestros de tránsito en Mérida son a consecuencia del elevado parque vehicular y eso es, en parte, verdad y mentira.

“No hay una verdadera campaña de prevención en seguridad vial, así como también la falta de la educación vial obligatoria desde el preescolar hasta la preparatoria; si esto hubiera tengan por seguro que las muertes por los siniestros de tránsito en Yucatán y en Mérida disminuirían.

“Hace falta mucho también una Policía en Seguridad Vial (ajena a los policías y ladrones). ¿Es pedir mucho?

Amigas y amigos, ya saben: sugerencias para una mejor cultura vial, enviarlas a [email protected] y/o [email protected]

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

Niño patea el auto que lo atropelló a él y a...

Un video que se ha hecho viral muestra a un menor de edad enfurecido tras haber sido atropellado junto con su mamá, en una provincia de China.