Inicio Especiales Todavía nos sobamos por huracán Isidore, 17 años después

Todavía nos sobamos por huracán Isidore, 17 años después

Justo en un día como hoy, pero de hace 17 años, el huracán Isidore golpeó con violencia a Yucatán. Desde entonces el Estado no ha sufrido tantos daños como con ese meteoro.

Fueron tantas las afectaciones que hasta hoy son visibles en ciertos puntos, sobre todo en el Oriente, en Telchac y Santa Clara.

Restos de barcos y lanchas que fueron arrastrados por la fuerza del mar varias calles adentro, siguen en el mismo sitio, formando parte del paisaje cotidiano de la comunidad.

Sorpresivo

Se preveía que Isidore solo iba a “rozar” la costa yucateca, pero no fue así. El “ojo del huracán” pasó por el territorio estatal alrededor de las 5 de la tarde. Además de los daños, hubo cuatro fallecimientos oficiales relacionados con el fenómeno y unos 500 mil damnificados.

Aunque su categoría solo llegó a ser 3, el haber permanecido estacionario más de 30 horas con vientos que llegaron a ser de 210 km por hora y rachas que alcanzaron los 250 km/h, contribuyó a que causara tantos estragos desde la costa hasta el sur del Estado.

Según reportes de la Comisión Nacional del Agua, el meteoro se internó a tierra por el nor-noreste de la costa, entre Telchac Puerto y San Crisanto, e inició su desplazamiento por la geografía estatal.

En su trayectoria por tierra, el huracán, con un ojo de 18 kilómetros de diámetro, disminuyó su velocidad de desplazamiento cada vez que se adentraba al estado, en donde por periodos se registró como semi-estacionario.

El fenómeno finalmente salió del Estado por la zona de Chuburná Puerto, el 24 de septiembre. Quedaron incomunicados un total de 46 municipios, sobre todo debido a inundaciones.

Pérdidas

De acuerdo con investigaciones de los catedráticos de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), Miguel Güemes Pineda y Ella Quintal Avilés, fueron afectados 85 municipios del centro, occidente y oriente de la entidad. En el sector agrícola quedaron dañadas 121 mil 846 hectáreas de cultivos de maíz, henequén, cítricos y frutales, entre otros, lo que se tradujo en un perjuicio a 63 mil 745 a productores de bajos ingresos.

También se cuantificaron daños en el sector pecuario con la pérdida de 9 mil 780 cabezas de ganado, 22 mil 881 de ganado menor y 96 mil 873 aves a activos de las familias de bajos ingresos. En la actividad apícola se registró la pérdida total de 52 mil 149 colmenas, aunque se registró que todo el sector tuvo afectación.

(Fotos: Daniel Sandoval/ Milenio Novedades)

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO