Enigmas: Yucateco trabajó en la radiactiva Chernobyl

InicioEspecialesEnigmas: Yucateco trabajó en la radiactiva Chernobyl

-Publicidad-

Enigmas:

Por Jorge Moreno
Hace unas semanas conocí a Ángel Hernández, quien se podría decir que fue el primer yucateco en ir al “pueblo fantasma” de Chernobyl, pues acudió en el año 2005, mucho antes de que saltara a la fama como sitio de “turismo paranormal”.

Pripyat es una ciudad que se ubica en Ucrania (ex Unión Soviética) y tiene su actual fama de “embrujado” debido a que ahí ocurrió uno
de las peores tragedias en toda la historia moderna, el accidente nuclear de la planta de Chernobyl, que se ubica en esa población.

Esto ocurrió el 26 de abril de 1986 cuando por la onda expansiva de la radiación ese pueblo fue abandonado y desde entonces quedó desolado. Como resultado de la explosión del reactor cuatro de la Central Nuclear de Chernobyl en la madrugada de aquel fatídico día y del escape de una enorme cantidad de sustancias radiactivas a la atmósfera, solamente en Ucrania fueron contaminadas de tres mil localidades situadas en 12 de las 25 provincias del país.

Un día después del desastre, Pripyat fue evacuado apresuradamente. El estallido y el posterior incendio arrojaron una nube radiactiva en gran parte del norte de Europa. Según comentan medios internacionales, el accidente nuclear envió a la atmósfera radiación equivalente a quinientas bombas como la que cayó sobre Hiroshima en 1945 durante la Segunda Guerra Mundial.

Tras el abandono del sitio, mucha gente afirma que las almas en pena de los difuntos andan rondando en ese sitio, y Ángel pudo conocer el sitio debido a que en ese entonces trabajaba en una empresa española que fue contratada para hacer servicios de “limpieza ambiental”:

Peligrosa limpieza

“Por un mes estuvimos ahí, mi labor consistía en recoger en las afueras latas de ciertos químicos, y tanto mis compañeros como yo escuchábamos gritos y alaridos, pero no había nadie ahí; en ese entonces no tenía tanta fama este lugar como en los últimos dos o tres años, en que muchos influencers ya visitan el lugar para darlo a conocer”.

Pripyat es ahora una muestra de una tecnología que salió mal. Como tal, se ha convertido en un destino turístico, seductor para aquellos que les gusta desafiar el peligro. Sin embargo, los niveles de la radiación son aún altos como para que el lugar pueda ser habitado permanentemente dentro de un radio de treinta kilómetros de la planta, señalan medios internacionales.

Casos paranormales

Lo interesante o más bien lo “paranormal” del asunto, es que desde el 2017 cientos de personas acuden a este sitio a pesar del peligro (van con máscaras especiales y contadores para medir la radiación) no sólo por la curiosidad de conocer este sitio sino también porque se afirma que hay fantasmas deambulando en toda la zona.

Uno de los casos más famosos es el de una “niña” que ronda en varios sectores y de pronto desaparece, la han visto columpiándose en uno de los juegos infantiles de una escuela, en los pasillos de una de las tiendas abandonadas, en las calles, y cuando la gente la llama o se acerca, desaparece ante la vista de todos.

Así como el caso de la niña, también ven a un par de bomberos, a un policía, a dos hombres de edad adulta y a un niño; todos ellos, se dice fallecieron al momento de la tragedia y se cuenta que no se han dado cuenta de que ya no pertenecen a este mundo y por eso parece que están interactuando como si aún estuvieran en su vida cotidiana.

Algunos grupos de investigación paranormal y programas de televisión han acudido y han logrado captar cosas raras e incluso psicofonías, sin duda este sitio es y continuará siendo todo un enigma para toda la gente.

Tal vez te pueda interesar:

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

Enigmas: Objetos paranormales que guarda el Vaticano

Por Jorge MorenoEs de todos sabido que la Iglesia católica tiene en El Vaticano una gran cantidad de tesoros, colecciones de obras de arte,...