Enigmas: su amigo fallecido se le apareció en pleno 24 de diciembre

Inicio Especiales Enigmas: su amigo fallecido se le apareció en pleno 24 de diciembre

Enigmas: increíble encuentro de policía de la SSP con amigo del más allá un 24 de diciembre

Hoy es un día de celebración, fiesta y alegría para la mayoría de la gente, sin embargo, de manera curiosa hay a quienes les puede dar terror o al menos nervios esta noche; al menos eso platica don Pablo, un policía de la S.S.P. que hace cinco años vivió una experiencia insólita y que, por varios motivos, cree que podría repetirse hoy.

De hecho hace un tiempo publicamos su historia, en resumidas cuentas, aquel 24 de diciembre de 2015 le tocó trabajar hasta las ocho de la noche, por lo que al terminar su turno en la corporación, de inmediato acudió a su domicilio con el fin de prepararse para pasar la Nochebuena y Navidad en compañía de su familia y seres queridos, en casa de su suegra, pues ahí habían planeado reunirse para convivir y celebrar esta tradicional fiesta.

Ese día, Pablo llegó a su domicilio casi a las nueve de la noche, se bañó y arregló rápidamente, se subió a su moto y se fue a casa de sus suegros; su esposa e hijos se habían adelantado un par de horas antes, afirma qué, al llegar, toda la calle estaba ocupada con los autos de otras personas, por lo que tuvo que estacionarse casi al final de la cuadra.

El encuentro

Al momento de bajarse de la moto, sintió que una mano le tocó el hombro derecho. Al voltear vio que era un ex compañero de trabajo que hacía mucho tiempo no veía, no sólo se trataba de un ex compañero en la policía, además había sido su compañero de la infancia, ya que fueron vecinos por varios años, por lo que sentía un gran aprecio por él y le dio mucho gusto verlo, sobre todo en esa fecha especial.

Pablo le preguntó qué hacía por esos rumbos y cuando se había regresado a Mérida, ya que la última noticia que tuvo de él es que se había ido a trabajar a Ciudad del Carmen, Campeche, dos años atrás.

Instantes después, Pablo escuchó el grito de sus dos hijos, quienes emocionados corrieron a verlo para abrazarlo, pues les daba gusto que esta vez sí hubiera llegado temprano para pasar Navidad con ellos.

Un minuto después, volteó de nuevo para seguir hablando con su amigo, pero ya no estaba ahí, se le hizo raro, todo pasó muy rápido, pero como estaban parados casi en la esquina de la cuadra, pensó que dio la vuelta para ir a su auto.

Se quedó parado un par de minutos más y se le hizo raro que no se asomara, caminó hasta la esquina y no vio a nadie, y extrañado, decidió ir a la casa de sus suegros y ya al calor de la fiesta se le olvidó su amigo, quien por cierto se llamaba Braulio pero de cariño, le decía “Braulín”.

El accidente

Dos días después, el sábado 26, le mandó un whatsapp otro amigo que tenía en Ciudad del Carmen para avisarle que “Braulín” había fallecido, quedó tan consternado con la noticia que de inmediato le marcó para que le dijera qué había pasado.

Le comentaron que había muerto en un accidente de tránsito cerca de Champotón, Campeche; el conductor de un camión que venía de frente en la carretera dormitó y se impactó con su motocicleta y Braulio murió de forma instantánea.

Todo iba, digamos normal, en la conversación, era una triste noticia, pero esa era la ley de la vida, la muerte nos llega a todos, tarde o temprano y a veces de manera trágica e inesperada, y Pablo, por su trabajo de policía había sido testigo de varias defunciones, pero esa plática, que a decir de Pablo nunca olvidará, dio un giro de 180 grados cuando le dijo a su compañero, que apenas dos días antes, el 24 de diciembre, Pablo había visto y saludado a Braulio.

No puede ser, le dijo su compañero, no bromees de esa forma, el accidente de “Braulin” ocurrió el martes 22.Pablo juró por la vida de sus hijos que no estaba mintiendo y que no se trataba de una broma, su interlocutor también le dijo lo mismo, incluso había acudido al velorio el día 23, ahí en Ciudad del Carmen, en donde radicaba la familia del infortunado compañero.

Días después, él platicó con la viuda, le dio el pésame, y ésta, le confirmó que la muerte había ocurrido el martes 22, lógicamente no podía estar equivocada ni mucho menos prestarse a una broma.

Muchos pensamientos pasaron por la mente de Pablo en ese momento y en las siguientes semanas. ¿Es posible que su entrañable amigo haya venido a despedirse dos días después de su muerte? ¿sería que por ese motivo “Braulin” tras tocarle el hombro y responder con dudas su pregunta desapareció?

Alma en pena

Lo nuevo de este caso, me lo platicó Pablo hace apenas poco más de un mes, ya que comenta que la esposa de su amigo difunto lo ha visto cuatro años seguidos rondando como alma en pena justo en esta celebración de Nochebuena, y que el año pasado, soñó que ahora le toca turno de aparecerse a su amigo yucateco. Ya veremos qué nos reporta Pablo.

Amuletos gratis

Por otra parte, les recordamos que este domingo es el último día de la promoción para adquirir a mitad de precio el amuleto “Bolsita de dinero” y además, en la compra de cualquier producto, le obsequiaremos un talismán angélico; les esperamos de once de la mañana a seis de la tarde en el Museo Paranormal de Mérida (calle 63 B número 230 x 8 y 10 col. Cortés Sarmiento). Separe el suyo de una vez al teléfono (999) 4971802.

También te puede interesar:

Enigmas: sucesos paranormales eran cada día peores hasta que se vino a refugiar a Yucatán

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO