Inicio Especiales Enigmas: la maldición del 'tomok chí’ ¿un mal presagio?

Enigmas: la maldición del ‘tomok chí’ ¿un mal presagio?

Rollo: Jorge Moreno
Así como en tiempos recientes hay sucesos que se supone presagian la mala suerte (caminar bajo una escalera o ver un gato negro), en tiempos ancestrales, los mayas también temían de algunos sucesos, le llamaban “Tamachí”, “X’tamachí” o bien “Tomok chi’”, que significa “mal presagio” en español, los abuelos del Mayab cuentan que cuando presencias un evento muy inusual o poco común es debido al anuncio de una mala noticia.

Por ejemplo, se dice que cuando un perro “llora” o se arrastra lo relacionan con la pérdida de algún ser querido, pero hoy en día, la explicación lógica que dan los expertos es que los canes hacen esto debido a que tienen parásitos o una infección de pulgas o garrapatas.

No por eso descartamos las hermosas fábulas, leyendas, cuentos e historias que forman parte del gran legado de la cultura maya.

Pero también hay que hablar que el mal presagio es una fusión con el pensamiento occidental, por ejemplo: antes de la llegada de los españoles, los nativos mayas adoraban a las serpientes como deidades, un claro ejemplo es Kukulcán “La Serpiente Emplumada”, al llegar la conquista espiritual, traen consigo la religión católica que nos dice que las serpientes son malas, porque una de ellas tentó a Eva para pecar, según lo escrito en la Biblia, el fin es no juzgar cuál pensamiento es mejor o peor, ya que hoy somos fruto del mestizaje de ambas culturas y pensamientos.

Se cuenta que una vez, en un recorrido en la selva del municipio de Valladolid, un grupo de personas encontró un caso de “canibalismo”, pues una serpiente se comía a otra, al regresar a la comunidad y platicar con los pobladores, estos dijeron que era “tamachí”, que pronto algo malo iba a pasar; después de un tiempo en otra comunidad cercana, un hombre anciano dijo que ese suceso era gran bendición y una gran virtud.

Como se puede ver, en ocasiones se tienen opiniones encontradas, pues mientras que para unos es un mal presagio o una tragedia ver a una serpiente devorando a otra, hay quienes dicen que es lo contrario. Un suceso relacionado con el “tomok chi’” es el del llamado “mal viento”, ya que se dice que una persona nunca debe estar sola en el monte ni a las doce del día ni a las doce de la noche, ya que puede cargar “mal aire”, siendo esto un mal augurio, ya que no sólo se enfermará de gravedad (fiebre), sino que además en las semanas y meses subsecuentes tendrá una racha negativa en sus cosechas o actividades cotidianas que son su fuente de ingresos.

Por curioso que pudiera verse, otro mal presagio que había comúnmente a principios del siglo pasado era cuando una persona veía a un alux de color negro en el monte, pues se pensaba que estos (lo cuales son muy escasos), eran creados por sacerdotes mayas malos con el fin de atacar y perjudicar a cuanta persona rondara los terrenos, montes, cenotes o milpas.

Y para colmo, se dice que si veías a un alux negro, el mal presagio era para todo el pueblo o comunidad en donde lo habías visto, como por ejemplo escasez de cosecha, sequía o por el contrario abundante lluvia que perjudicaba la siembra.

Hasta el día de hoy, conozco a personas que cuando ven algo raro o un mal presagio “tocan madera” como protección o contra y al mismo tiempo dicen la palabra “tomok chi” tres veces como una manera de evitar lo malo.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO