Enigmas: ‘Juan del Diablo’, admirado por domar bestias en Yucatán

InicioEspecialesEnigmas: 'Juan del Diablo', admirado por domar bestias en Yucatán

POR Jorge Moreno
«Qué tal, Jorge, buenas tardes. Espero de todo corazón te encuentres bien. Bueno, te escribo nuevamente para platicarte esta inquietud, lo que pasa es que en que adquirí tu libro ‘Mitos y Leyendas del Mayab’, me puse a leerlo el domingo pasado que regresé del trabajo y hubo una historia que me llamó muchísimo la atención: la de Juan Tuul.

“¿Por qué esa? Pues la leyenda la relacioné con anécdotas que me contaba mi abuelo hace mucho. Mi abuelo falleció hace un tiempo, pero en vida me contaba de sus hazañas; las que recuerdo más son cuando contaba que desde otros municipios, pueblos, etc… Traía lotes de ganado bajo monte. Cuenta que le llevaba desde un día entero hasta semanas traerlos de esa manera; él montado sobre su caballo.

“La segunda que más recuerdo y me parecía increíble es cuando me contó que en una ocasión el caballo se alteró y lo tiró, pero también los ganados que traía se alborotaron y se comenzaron a ir corriendo y pasaron por encima de él. Sin embargo se levantó y salió ileso. Me decía que sólo le chifló al caballo y éste regresó, lo montó y de inmediato y fue por los ganados controlándolos sólo con gritar.

“Mi abuela también me comentó que lo venían a buscar varias personas para que lazara ganados bravos que no se dejan atrapar y cochinos ariscos que se escapaban; atodos los lazaba, no fallaba ningún lazo y no tenía miedo alguno.

¿Pacto infernal?

“De niño me era fascinante escuchar eso y me quedé con esas ideas, hasta que leí la leyenda del Juan Tuul; entonces, me hice las siguientes preguntas: ¿cómo es posible que viniendo bajo monte no se le haya perdido algún animal? ¿Por qué siempre llegaba con el lote completo? ¿Será que se encomendaba al Juan Tuul?

¿Realizó un pacto con éste ser para tener esas destrezas? De ser así, ¿por qué realmente lo hizo?

“Y esta última pregunta me surgió, pues yo soy el único nieto que está en contacto con ganado y estoy muy seguido bajo monte. En mi trabajo he sido correteado por las vacas que son bravas; sin embargo, antes de embestirme frenan, se dan la vuelta y se van. Y lo
que más me deja con duda es que en el rancho donde trabajo el semental me entiende como si fuera una persona: le hablo, le pregunto cosas y de cierta manera responde con su cabeza y todo el rato que yo esté en el corral principal se queda a mi lado y cuando me voy me acompaña hasta mi moto.

¿Se heredan estas habilidades?

“De estos sucesos surge está última pregunta. Las habilidades o dones dados por Juan Tuul, ¿podrían heredarse a alguien más? “Espero leas mi mensaje, muchas gracias de antemano.

“Ah, se me olvidaba, a mi abuelo le apodaban Juan del Diablo, por lo mismo de no tener miedo a lazar a los más bravos. Saludos y que estén muy bien todos tus allegados”.

Este mensaje me llegó, así textual, hace un par de días a través de redes sociales (inbox de Facebook), y, respondiendo la interesante pregunta que plantea al final, déjenme decirles que los pactos demoniacos no son hereditarios.

Es decir, si su abuelo realmente hizo un pacto con Juan Tuul para aprender los dones del dominio del ganado, estos se van cuando fallece la persona, no se heredan a hijos, nietos o siguientes generaciones.

Quizás lo que ocurre con esta persona que nos manda el relato es que le gusta mucho y ha aprendido muy bien las artes del ganado y es por ello que los animales son mansos o dóciles antes sus órdenes.

Recuerda que si tienes dudas o quieres contarnos alguna experiencia (en texto o audio) lo puede hacer al whatsapp 9991851703 o al inbox de Facebook “Jorge Moreno Paranormal”.

Tal vez te pueda interesar:

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

Pronóstico del clima: calor y unas pocas lluvias para jueves

Este miércoles predominó un ambiente caluroso con cielo medio nublado con lloviznas aisladas muy dispersas en diferentes zonas del estado de Yucatán, con viento...