Enigmas: los perros pueden oler el singular y siniestro aroma de la Parca

InicioEspecialesEnigmas: los perros pueden oler el singular y siniestro aroma de la...

Enigmas: los perros no solo le ladran a la Parca sino que anticipan su llegada

Por Jorge Moreno
A menudo, los perros, conocidos como “el mejor amigo del hombre”, sacuden el sueño ligero que cubre sus ojos y se levantan bruscamente de la tierra donde están dormidos, como si vieran el rastro desconocido de un extraño”.

Esta frase, del filósofo Lucrecio, cae como anillo al dedo, debido a todos los mitos y leyendas que hay respeto a los canes, pues se asegura que estos tienen la habilidad de ver la muerte, por lo que en muchos de lugares de México, especialmente en los pueblos donde aún se preservan muchas tradiciones, se tiene la creencia de que los perros de un vecindario aúllan cuando la muerte camina entre sus calles.

Es curioso, pero hay un sinfín de historias, que dicen que la noche anterior a la muerte de alguien, los perros que viven alrededor comienzan aullar de una manera escalofriante, como si una tragedia se avecinara, es un aullido de dolor que te pone la piel de gallina. Además, no sólo son sus lamentos, otro de sus comportamientos que presagian el mal augurio, es cuando se paran en dos patas y levantan su cabeza como si miraran a la luna; sin embargo, eso lo hacen por su desarrollado olfato, pues pueden oler el singular y siniestro aroma de la parca.

Se dice que los perros aúllan poco antes del fallecimiento de la persona, y también poco después, pues el alma de la persona fallecida acompaña a la muerte de regreso al mundo de las ánimas.

En desastres naturales

Tanto en territorio mexicano como en otros países, se cuentan historias de perros aullando poco antes de ocurrir un desastre natural como los terremotos, y aunque no se sabe si es algo de índole sobrenatural o científico, se ha comprobado que esta suposición es verdadera, tanto que en 1975, en una ciudad china, los perros de la localidad comenzaron a aullar y alterarse, por lo que las autoridades decidieron evacuar a todos sus habitantes, y efectivamente horas después se sintió un descomunal terremoto que sacudió la ciudad entera y destruyó casi todos los edificios, pero las vidas humanas se salvaron gracias a los perros milagrosos.

Hablando específicamente de Yucatán, mi abuelo contaba que uno de sus tíos estaba convaleciente desde hacía varias semanas y justo una noche antes de que falleciera, su perro se la pasó aullando y ladrando lastimosamente durante toda la noche. El señor falleció a las cinco de la madrugada; algún escéptico podría decir que fue una casualidad, pero esta persona llevaba dos meses en cama y en varias otras ocasiones se pensaba que iba a morir porque se quejaba mucho y el perro nunca ladró, y en la víspera de la muerte, el enfermo estaba tranquilo y sin ninguna dolencia.

Otro caso sorprendente ocurrió en Hunucmá, cuando una noche el perro de la familia (un malix) empezó a aullar con desesperación; todos pensaban que estaba viendo un espíritu y resulta que al día siguiente, despierta el jefe de familia, se mete al baño y ya no sale: un infarto fulminante acabó con su vida; tenía 41 años de edad y en apariencia estaba saludable ¿fue otra casualidad?

Lanzamiento de libros digitales

Por otra parte, les informo que ya tengo disponibles en formato digital los ocho libros de mis investigaciones paranormales que he publicado en los últimos 18 años; pueden solicitarlos al (999) 4971802; los títulos son: “Más allá de la muerte”, “Ángeles en el infierno”, “Aluxes y fantasmas”, “100 panteones en 80 días”, “Policías y fantasmas”, “Más allá del misterio”, “Más allá de la muerte 10 años después”, y “Mitos y leyendas del mayab”. Todos están, por lanzamiento, a mitad de precio.

Tal vez te puede interesar:

Enigmas: ¿Cómo alejar la mala suerte? Acá te decimos
- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

La ortiga, un excelente remedio para tratar la anemia, el reumatismo e incluso la próstata

La ortiga, un excelente remedio para tratar la anemia, el reumatismo...

Platacción Por: Víctor Hugo Lizama MoralesObservamos que los productos herbolarios también como la ropa, tienen sus temporadas en las que están de moda y otras...