Si Ud. fuera una mujer casada que se entera de que su marido le está “poniendo los cuernos”, ¿qqé haría?

Por Jorge Moreno
Como ustedes saben, de forma frecuente publicamos en esta sección temas relacionados con brujería, salaciones, amuletos, etc. Hoy hablaremos por primera vez (a petición de muchísima gente) un tipo de hechizo que es muy común en toda la península de Yucatán, no tiene un nombre específico, pero le apodan “ el embrujo de las mujeres engañadas”.

Empecemos con un ejemplo, supongamos que usted es una mujer casada y se entera de que su marido le está “poniendo los cuernos” ¿Qué haría? ¿le reclamaría?, ¿le pediría el divorcio?, ¿le pegaría? ¿se vengaría haciéndole lo mismo?

Pues bien, hay otro tipo de venganza a través de un hechizo: hacer que el hombre se vuelva impotente y no pueda tener relaciones sexuales con alguna otra mujer.

Hay algunas variables en cuanto a este embrujo, pues hay mujeres que ante la sospecha de que su marido le pone el “cuerno”, aún sin haberlo confirmado o solamente por celos, manda a hacer un embrujo por medio del cual el hombre sufrirá de impotencia sexual ante cualquier mujer, menos la esposa…

Por el contrario, hay casos en donde la pareja se divorcia y entonces la mujer en venganza manda a hacer este embrujo para que su ex no pueda tener relaciones con nadie; esto no sólo ocurre en matrimonios, también novias o amantes dejadas han hecho lo mismo, de tal forma que si por ejemplo la “querida” se quiere vengar de su hombre, hace que este no pueda tener sexo con su propia esposa.

Evidentemente hay hombres o esposas que no sospechan cuando este no puede tener relaciones sexuales, ya que es hasta cierto punto normal que de pronto surja la “disfunción eréctil” o algún otro problema similar.

Hay quienes dejan pasar un tiempo para ver si este mal se va sólo y otros acuden con un doctor, pero a veces ni siquiera imaginan que el problema va más allá de esto y se trata de un embrujo.

¿Desde cuándo ocurre esto en Yucatán? El hechicero cubano Romel Tolosa fue el primero en traer este embrujo a tierras peninsulares en los años sesentas, a raíz de que enseña a sus discípulos, este se populariza y empieza a ser solicitado por mujeres engañadas.

Antes era un poco más complicado, ya que la “pócima” debía ser puesta en una comida o bebida de la víctima, sin embargo con el paso de los años este “trabajo” se fue modernizando de tal forma que hoy en día basta con una foto del rostro del hombre, su fecha de nacimiento y nombre completo para realizarlo.

Su efecto es casi inmediato, ya que a partir de una semana es cuando empieza a surtir efecto; de hecho no pocas personas han acudido a mi consultorio ya sea para preguntar por este trabajo o bien gente que sospecha que a su marido o a ellos mismos les están haciendo este embrujo.

Cabe mencionar que aparte de la”contra” para nulificar este trabajo, también existe un amuleto y unos cuarzos que protegen al hombre de este hechizo, es decir previenen que alguna mujer engañada o celosa les “trabaje” y les quite su “hombría”. Curiosamente este es uno de los trabajos que más me solicitan en mi consultorio, aunque claro a veces me dicen “el amuleto es para el primo de un amigo”, pero en este caso entendemos que a veces es un asunto del cual da pena hablar, por fortuna este no se tiene que entregar de forma personal, ya que uno mismo en su casa personaliza el amuleto.

Y les aporto otro dato, para “trabajar” a un varón para que el embrujo haga efecto, se puede hacer por un año, o hasta por cinco; todo dependerá del coraje que le tenga la mujer al infiel. Por otra parte y para finalizar les recuerdo que doy consultas sin costo en mi oficina ubicada en el Museo Paranormal (con previa cita), puede pedir informes al whatsapp 999 (1851703).
26052019 foto 1 Hay mujeres que ante la sospecha de infidelidad del marido, los trabajan con ese hechizo