Armas en el vehículo del atacante.

La transmisión realizada del ataque a una mezquita en Nueva Zelanda, que ha dejado al menos 49 muertos y varias decenas de heridos, fue realizada mediante una app ajena a Facebook conocida como LIVE4, informó el desarrollador de la misma, Alex Zhukov.

Al respecto, explicó que la aplicación suele utilizarse para compartir videos de deportes extremos y música en vivo, sin embargo en esta ocasión fue empleada para transmitir el ataque terrorista.

Asimismo, explicó que LIVE4 no analiza, almacena ni procesa las transmisiones realizadas por sus usuarios, de modo que “no tenemos la capacidad (incluso si quisiéramos) de ver las transmisiones en vivo cuando se hacen o cuando se completan”.

“La responsabilidad del contenido de la transmisión es total y exclusivamente de la persona que inició la transmisión”, añadió.

Mientras tanto, el Departamento de Asuntos Internos de Nueva Zelanda indicó que quienes publicaran el video corrían el riesgo de infringir la ley y que trabajaba con las redes sociales para eliminar el contenido.

“Estamos trabajando con plataformas de redes sociales, que están eliminando activamente el contenido tan pronto como se les informa de una publicación”.

Video en el que se pudo apreciar el rostro del terrorista, pues se grabó a si mismo.

El detenido

El principal sospechoso de matar 49 personas en un ataque a dos mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, fue identificado por las autoridades como Brenton Harrison Tarrant.

Tarrant, australiano de 28 años, compareció ante un juez el sábado en una audiencia en la que se confirmó la imputación por un cargo de asesinato y quedó bajo custodia hasta el 5 de abril, su próxima cita con los juzgados.

El atacante portaba una cámara en la cabeza que le permitió hacer un streaming no sólo de los asesinatos, también los momentos previos, así como del auto en el que viajaba y su arsenal.

En un manifiesto de 74 páginas colgado en esa cuenta de Twitter, el autor se describe a sí mismo como un “blanco, común, de una familia normal que ha decidido defender una postura para asegurar el futuro de su gente”.

En el texto también califica a los inmigrantes como “un grupo de invasores”. “Quieren ocupar las tierras de mi pueblo y reemplazar étnicamente a mi propia gente”, agrega.

Además afirma que al matar a estos “invasores” podría “acabar con la superpoblación y así salvar el medio ambiente”, dice al definirse como un “ecofascista”.

También dijo haber sido inspirado por Anders Breivik, el extremista de ultraderecha que dio muerte a 77 personas en Noruega el 22 de julio de 2011.

Era instructor de fitness

Tarrant, el principal sospechoso, compareció ante un juez en una audiencia en que se confirmó que fue imputado por asesinato.

Esposado y con uniforme blanco de preso, el exinstructor de fitness australiano y autoproclamado fascista permaneció sentado, impasible mientras el juez leía la acusación, informó AFP. Tarrant no solicitó ser liberado bajo fianza.

El primer ministro de Australia, Scott Morrison, describió al detenido como un “terrorista violento de extrema derecha”.

Según la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, el detenido “viajó de manera esporádica a Nueva Zelanda”. “No lo describiría como un residente de larga duración”, dijo.

Y confirmó que no estaba en ninguna lista de vigilancia de los servicios de seguridad ni de su país ni de Australia.

(Con información de elcomercio, bbc.com y lopezdoriga.com)