Dos agentes policiacos resultaron heridos luego de una balacera para rescatar a una persona secuestrada. Sus compañeros los llevaron de inmediato a un hospital privado para su atención, pero de ahí los sacaron porque los oficiales no tenían ya seguro de gastos médicos.

Lo anterior, debido a que, como parte de las medidas de austeridad del Gobierno de la Ciudad de México, donde ocurrieron los hechos, ya les retiraron ese beneficio, así que fueron enviados a una clínica del ISSSTE.

Según informa el portal López-Dóriga, elementos de la Procuraduría General de Justicia de la capital del país realizaron el rescate de un hombre secuestrado, armándose una balacera en donde dos agentes resultaron lesionados.

Sus compañeros cargaron con ellos y los llevaron a una clínica particular, pero de ahí los mandaron al ISSSTE porque no les dieron atención porque ya no cuentan con seguro de gastos médicos debido a las “medidas de austeridad” emprendidas en la Procuraduría capitalina.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí