Las fieras sacan las garras en el Kukulcán
En esta ocasión los Leones estuvieron acertados al momento de correr las bases, aprovechando el bateo oportuno para empatar la serie a los Sultanes de Monterrey.

Rollo: William Sierra
Ahora sí hubo bateo oportuno más que suficiente de 14 imparables, en respaldo de un Jesse Estrada que tuvo un desempeño de menos a más para que los Leones de Yucatán den cuenta de los Sultanes de Monterrey, 10-3, igualando la serie en el “Kukulcán Álamo” que registró otra buena entrada de 8 mil 329 aficionados.

El derecho texano tuvo la capacidad suficiente de sobreponerse a un mal arranque siendo castigado con tres registros en el segundo acto, aunque a su favor se podría mencionar que no toda la culpa pesó en él. Con la casa llena, Luis Felipe Juárez pifió una línea en la inicial que bien pudo haber sido para sacar fácil al corredor en el plato. El yerro abrió las puertas a la primera de las tres anotaciones, que hicieron sin aut.

De ahí en adelante Estrada se agigantó, no dio mayores libertades, incluso acabó por retirar en orden la quinta, sexta y séptima firmada con anestesia al cuarto leño Yamaico Navarro. En total sujetó en cuatro jits la ofensiva regia, firmó un pasaporte y anestesió a ocho para apuntarse su segundo éxito sin revés, como melenudo.

De entrada, los reyes de la selva se vieron obligados a realizar movimientos dado que César Valdez estará fuera de circulación de tres a cinco días lesionado en una rodilla. También no jugó Humberto Sosa pero a éste por simple descanso.

Héctor “La Vieja” Hernández siguió alargando su buen paso con la majagua. Anoche bateó de 4-3 y llegó a 20 partidos consecutivos bateando al menos un imparable.

De hecho, “La Vieja”, con su primer incogible que dio en la noche hacia el bosque derecho, colaboró con una de las cuatro anotaciones de la tercera tanda con la que las fieras le dieron la vuelta a la pizarra. Remolcó a Jonathan Jones, embasado con triple productor que encendió la mecha de esa ofensiva. La tanda se completó con jit de Yeison Asencio que trajo al plato al veracruzano y golpe a José Juan Aguilar con la casa llena.

Por pecar de goloso, Aguilar disparó un limpio triplete que envió al pentágono a Jones y tratando de alargar el batazo, pues la pelota se fue hasta el fondo de la barda izquierda, acabó entregándose en el plato.

Los reyes de la selva remacharon aún más el triunfo con tres registros, en la séptima, producidas por sencillos de Jorge Flores y Alán López y doble de Aguilar, quien acabó conectando de 4-3 y una más en la octava.

Oscar Félix, con dos tercios, Tony Amezcua y Andrés Ávila acabaron por cerrar las puertas a los norteños. El tropiezo fue para Marco Tovar (3-2), primero de cinco serpentineros.

Como en la víspera, el torpedero Jorge Flores realizó aplaudible jugada defensiva al echarse un clavado hacia un costado y desde el suelo fusiló en la antesala a Amado Zazueta.