Zafarrancho electoral en Catzín
Tremenda herida se causó Gonzalo Pech Chimal, de 22 años de edad, al estallarle un volador en el abdomen.

Redacción/De Peso
CHEMAX, Yucatán.- Al parecer, la violencia electoral se está extendiendo en Yucatán. El sábado por la noche le tocó a Catzín, comisaría chemaíta. El detonante del zafarrancho fue la lesión de un joven al estallarle un volador en su abdomen y que momentos antes protestaba y gritaba consignas contra un partido político. Momentos después estalló el enfrentamiento entre priístas y panistas con saldo de una moto incendiada y una tienda saqueada, además del lesionado.

Como publicó De Peso, la madrugada del sábado en Tecoh, hubo un enfrentamiento a pedradas entre panistas y priístas que dejó un saldo de cuando menos tres lesionados, de los cuales uno de ellos perdió un ojo, además de que un vehículo resultó dañado con piedras y palos.

Elementos de la SSP llegaron al lugar, pero no hubo detenidos, ya que los rijosos se dieron a la fuga refugiándose en los predios de la zona.

También en Temozón se caldearon los ánimos la noche del viernes y un grupo de vándalos, presuntamente vinculados al Partido Nueva Alianza (PANAL) atacó la casa de campaña de Morena con piedras y bombas molotov.

También impactaron a una camioneta que estaba estacionada en las puertas de dicho local, la cual destrozaron.

Los morenistas acusaron al síndico Fausto Miguel Canché Novelo, quien fue visto en el interior del vehículo que llevaba a los vándalos.

En Catzín, Gonzalo Pech Chimal, de 22 años de edad, se encontraba en estado de ebriedad y reventando voladores en señal de protesta y gritando consignas contra un partido, pero al encender un volador, éste reventó en su abdomen, por lo que quedó tendido y sangrando con tremenda herida en el costado.

Fue necesaria la presencia de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública, quienes se encargaron de manera inmediata del herido, a quien trasladaron hasta el hospital general de Valladolid, según el reporte, en estado grave.

El asunto es que los ánimos se caldearon entre los simpatizantes del PRI y PAN y uno de éstos prendió una motocicleta sobre la carretera federal mientras que otros comenzaron a saquear una tienda de abarrotes.

Alguien asegura haber escuchado detonaciones de arma de fuego, pero los policías estatales se presentaron para poner orden y realizar las primeras investigaciones para dar con los cabecillas.

El zafarrancho ocurrió a eso de las 10 de la noche del sábado y algunos habitantes acusaron a la Policía Municipal de colaborar con un grupo de agitadores.

Varios de los pobladores se mostraron preocupados por los apasionamientos que existen y que podría costarle la vida a alguna persona.

La moto incendiada sobre la carretera federal en los disturbios del sábado por la noche en Catzín. 
Una tienda fue saqueada durante el enfrentamiento entre priístas y panistas.