Cansado de los ataques de epilepsia que padecía, cada vez con mayor frecuencia, José Alberto R. N., de 53 años, se quitó la vida ahorcándose la madrugada de este miércoles, en su vivienda ubicada en la colonia Xoclán Susulá, al sur de Mérida.

Los hechos fueron descubiertos por la abuela del ahora occiso, quien lo tenía bajo su cuidado.

La anciana señaló a las autoridades del Ministerio Público que la última ocasión que vio con vida a su nieto fue alrededor de las nueve de la noche del martes, cuando cenaron juntos.

Poco después de la una de la madrugada de este miércoles, la mujer se levantó y fue a ver a su nieto, pues durante la cena lo notó como distraído y deprimido, de modo que al entrar al cuarto lo descubrió ahorcado en un hamaquero.

Los gritos de auxilio de la anciana llamaron la atención de varios vecinos, quienes fueron al inmueble y bajaron el cuerpo, mientras otros solicitaron los servicios de emergencia.

A los pocos minutos llegó una ambulancia de la Secretaría de Seguridad Pública, pero los paramédicos sólo pudieron confirmar que el hombre había muerto.

Posteriormente, se presentó personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado (FGE) para efectuar el levantamiento del cadáver.

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense (Semefo) confirmó que la causa de la muerte fue asfixia por suspensión.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí