¿Qué culpa tiene el niño?

InicioPolicía¿Qué culpa tiene el niño?

Por confiar en una persona, el conductor de una camioneta se llevó de corbata un Pointer en el que viajaba una familia; lo malo es que quien se llevó la peor parte fue un pequeño de 2 años de edad.

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Luego de la colisión entre dos vehículos particulares en la colonia Chuburná, ocurrido ayer al mediodía, lo peor no fueron los daños que presentaron, sino que un chavito de dos años de edad resultó lesionado de su macetita, de donde sangró bastante el pobrecito, pero finalmente se calmó y apoyado por sus jefes se portó como todo un hombrecito.

Le contamos este chisme que se suscitó ayer, chance por culpa del eclipse ya que fue en el mero momento en que empezó a quedarse mochado el sol. Iba un señor al mando de su camioneta Venture de placas YWU300A sobre la calle 16 de Chubas, y al llegar al cruce con la calle 21 se detuvo a hacer su alto.

Lo malo fue que sobre ésta iba un conductor que le dijo al don que podía pasar, y éste, todo confiado, avanzó sin fijarse y ¡rájale!, le pegó con el frente al costado izquierdo de un Pointer de numeral ZAL4040 que jalaba sobre la 21 tripulado por una familia de padre, madre e hijito.

El golpazo hizo que el niño se lesionara de su cabecita, en donde tuvo una lesión de la cual salió harto mole, atendiéndolo paramédicos que llegaron a toda velocidad para vendarle la chirimoya y decirle a los preocupados papás que estaba bien en ese momento, pero requería sutura en la herida.

Ello se haría luego de recibir el pase médico que les daría la aseguradora de la camioneta, pues de boleto se pidió la presencia de los representantes del seguro, bajo la supervisión de agentes y peritos de la SSP que llegaron al lugar.

Buena onda por el chavito que por el susto y el dolor lloró como lloran los machines, pero luego se calmó con apoyo de sus señores padres.

 

 

Artículo anteriorMurió entre cochinos
Artículo siguienteBuscan a chamaco buceador
- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO