La tercera fue la vencida

InicioPolicíaLa tercera fue la vencida

Doña Silvia Caamal Martín prefirió escapar por la puerta falsa que enfrentar sus problemas.

Redacción/De Peso
MÉRIDA, Yucatán.- Después de intentar en por lo menos dos ocasiones quitarse la vida, Silvia Caamal Martín, por fin lo consiguió ayer.

Aprovechando que se encontraba sola en su casa, en la colonia Tixcacal Opichén, esta dama de 41 años de edad amarró una soga al ventilador de uno de los cuartos y al ponérsela al cuello tomó la fatal decisión de rendirle culto a la diosa Ixtab.

Más que desagradable le resultó la sorpresa a la pareja sentimental de Silvia regresar a su casa en la calle 77-B por 30 y 32 de Tixcacal y encontrarla colgada del mentado ventilador.

Según lo que éste le dijo a la autoridad es que había discutido con su mujer y prefirió salir de casa para darle tiempo a su señora de que se tranquilizara y pudiera habar con ella.

Precisamente es lo que doña Silvia aprovechó: estar sola para intentar de nuevo (esta vez consiguiéndolo) quitarse la vida.

Vecinos del lugar aseguraron que la pareja de doña Silvia llegó a su casa cerca de las 18:30 horas y al intentar entra a su casa, encontró la puerta cerrada con llave.

Al asomarse a una de las ventanas del cuarto vio a su mujer colgada del ventilador. Aunque de volada la bajaron, los paramédicos que ya estaban en camino llegaron pero ya nada pudieron hacer por ella.

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO