Inicio Grillita Pecho a pechito: Les parten la ma… a los Ramírez

Pecho a pechito: Les parten la ma… a los Ramírez

Rollo: El Boffas
Algo sucede en “Petovich” porque una familia, de apellido Ramírez, está siendo hostigada casi a diario y sus integrantes violentados y golpeados. De tal forma, los Ramírez ya denunciaron ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) a efectivos policiacos, tanto estatales como municipales, por el atropello a los derechos humanos.

Presuntamente, los polis les “siembran” droga a los hijos de la familia y, de paso, los golpean y les quitan la lana que ellos portan.

El caso es que en la denuncia en la Codhey, los afectados por las autoridades en Peto narran que, por ejemplo, uno de los hijos de la familia Ramírez, regresando de la escuela fue detenido por la policía, le tomaron una foto a él y le quitaron el poco de dinero que traía.

Otro de los casos es del joven Abraham Ramírez Díaz, de 20 años, detenido y esposado por los polis al interior de su casa, lo que aprovecharon para llevarse unos trastes nuevos, además de hacerle pagar una multa. ¿El por qué de la detención? ¡Sepa Dios! Aunque, claro, el argumento extraoficial de las autoridades es que los chavos venden droga.

Carlos, otro de los jóvenes, de 17 años, fue detenido no obstante tener un brazo vendado por una lesión. A los uniformados poco les importó la situación del joven, lo obligaron a poner las manos en el lugar indicado, le golpearon el brazo lesionado y luego de ser cuestionado por drogas, lo llevaron a la Fiscalía en Tekax.

Los Ramírez denunciaron ante la Codhey que los uniformados cada vez que detienen a los jóvenes, no solo aprovechan para robarles sus pocas pertenencias o en su caso “cobrar algún dinero”, también hostigan a los campesinos que bajan con su leña y huano por las comisarías. “Si denuncian les irá peor”, terminan amenazando los uniformados, explicó la familia que acudió a denunciar.

“Tenemos mucho temor, hemos visto cómo detuvieron a nuestro hijo, Abraham, de 20 años de edad, detenido en su casa, golpeado y amenazado: ‘lee lo que vamos a grabar en video, si te ocurre decir lo contrario te va a llevar la chingada…’. Fue así que lo obligaron a grabar un video cuyo mensaje solo es de interés para las autoridades”.

Otro de los afectados, Manuel Ramírez, salió del billar en Peto y los polis no le permitieron abordar su vehículo. Acto seguido fue esposado y lo golpearon por el rumbo del Cobay; en ese entonces tenía 15 mil varos en la billetera, pero sólo le regresaron 4 mil pesos, mientras que lo que había en el vehículo de valor desapareció.

Guadalupe Castillo Ramírez, de igual forma fue levantado, aunque él tiene problemas psicológicos, prácticamente ese día que lo interceptaron cuando regresaba de cortar zacate. Tal vez por su aspecto sucio y con su herramienta de trabajo, los uniformados le interrogaron: ¿dónde está la coca? Guadalupe fue severamente golpeado a la altura de las costillas.

Cuando la familia acudió con el alcalde, Edgar calderón Sosa, la autoridad se deslindó de todo y les dijo que mejor vayan a Mérida a denunciar el asunto. “Yo ni me meto en estos líos”, le sabría dicho el Concejal a los afectados.

Amigas y amigos, ya saben: sugerencias para saber qué pex sucede en Peto, mandarlas a [email protected] y/o [email protected]

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO