¿Tienes tu cobertor de tigre? ¡Pues ésta es su historia!

InicioEspeciales¿Tienes tu cobertor de tigre? ¡Pues ésta es su historia!

Apenas empiezan las temperaturas por debajo de lo habitual, las redes empiezan a llenarse de memes y referencias a los populares cobertores con imágenes de tigres para apaciguar el frío y evitar sufrir con la “heladez”.

-Publicidad-

Memes por aquí y memes por allá, se ha hecho común hacer referencia a estas prendas como un verdadero aliado en estas fechas, pero, ¿sabes tú de dónde viene esta muy mexicana tradición?

Al menos aquí en Yucatán se conseguían con facilidad cuando se instalaban los vendedores foráneos en la Feria de Xmatkuil, la cual por dos años no se ha realizado, debido a la pandemia del coronavirus.

Son estos vendedores la clave para averiguar que los cobertores de tigre fueron creados por el jalisciense Jesús Rivera Franco, en Aguascalientes.

Fue en los años 70 cuando salió a la venta este singular modelo de cobertor, que tuvo gran éxito para esa época, y poco a poco cayó en el olvido, pero es gracias a las redes sociales que ha tenido un nuevo auge su popularidad.

Así salió a la luz la historia del señor Rivera Franco, originario de Teocaltiche, Jalisco, quien desde pequeño estuvo familiarizado con la industria textil porque su padre era un sombrerero. Apenas tenía 6 años cuando la familia se mudó a Aguascalientes, en donde comenzaron a elaborar sarapes.

Años de trabajo les permitió instalar un taller aledaño al jardín San Marcos, de esa capital, y poco a poco la empresa familiar fue creciendo, elaborando además de sarapes y sombreros, bufandas, frazadas y cobertores.

Jesús Rivera ya se había convertido en un hombre y pudo viajar a España, en donde encontró una nueva tela sintética con la que experimentó, no sólo con estampados, sino también con la forma de usarse, pues siendo muy ligera era perfecta para combatir el frío.

Fue así como en 1976 salió a la venta el cobertor de tigre junto con otros diseños, incluyendo de águila, de frutas, otros animales y hasta de guerreros aztecas, y se les bautizó como “cobertores de San Marcos” como un homenaje a la tierra que los vio por primera vez y en donde su creador había vivido desde su niñez.

Este producto fue lo que dio más popularidad y fama a la empresa familiar, que tuvo que abrir más fábricas para satisfacer la demanda de sus nuevos cobertores.

A principios de los años 90, el señor Rivera, que ya era propietario de la industria, vendió todo a la empresa CYDSA que siguió fabricando los cobertores de tigre hasta 2004, cuando cerró. Don Jesús Rivera falleció a los 92 años, pero no cabe duda que dejó un importante legado textil y cultural.

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO