Enigmas: trasladarían la famosísima “tumba de La Llorona”

Inicio Especiales Enigmas: trasladarían la famosísima "tumba de La Llorona"

Enigmas: “tumba de La Llorona” es tan famosa que quieren reubicarla en un sitio de más fácil acceso

Por Jorge Moreno
A principios de este año se hizo “viral” el caso de una antigua tumba ubicada en Dolores, Hidalgo, Guanajuato (cuna de la Independencia de México), de la cual afirman que es de “La Llorona”, y debido a eso, y ante las visitas constantes de la gente, el ayuntamiento de ese lugar quiere pasar el monumento a un lugar más céntrico.

Y es que en realidad el sitio en donde está ahora es de difícil acceso, pues hay que pasar por varios caminos en donde casi no entran autos y luego meterse a un rancho y caminar un par de kilómetros entre los maizales.

Por lo anterior, las autoridades, con el fin de promover el turismo, lo trasladarían cerca de la plaza y que así sea accesible para los que quieran acudir, tal y como lo han hecho varios youtubers, influencers y exploradores urbanos que le han dado fama a nivel nacional al sitio.

Cabe mencionar que la fama del lugar se debe a que en el siglo antepasado, El Vaticano confirmó que “La Llorona” se aparecía, a tal grado de hacerse un exorcismo. Según se cuenta, desde el año 1850 se escuchan sus lamentos aquí, el dueño de estas tierras en 1963 mandó hacer una cruz grande arriba del calvario, pero en una tempestad le cayó un trueno justamente a la cruz y la despedazó, lanzando piedras hasta 300 metros de distancia.

Desde hace años, en estos campos de cultivo muchos campesinos llegaban a trabajar las tierras, cuando todos los trabajadores regresaban a sus casas en los años 1800, en su recorrido de estos ranchos escuchaban quejidos y llantos de una mujer vestida de blanco, que la veían flotando con un velo muy delgado entre los campos e iba sollozando el popular llanto ‘’¡Ayyy… mis hijooos!’’

Desapariciones y primer exorcismo en México

Muchos de estos campesinos contaban a sus familiares que la escuchaban y muchos de ellos aparecían muertos o simplemente desaparecían, así y se creía que “La Llorona” se los había llevado. Cerca de estas tierras había un río en el que aparecían los cuerpos de los campesinos a los que acosaba el espectro de esta legendaria mujer.

Ya cansados de lo mismo, los dueños de estos campos trajeron a frailes españoles que eran representantes en esa época de la iglesia católica, pero ellos no podían decir que había un ente hasta que hubiera pruebas antes de proceder, así que mandaron a frailes a que se quedaran a dormir y durante la noche uno de ellos en su recorrido oyó los lamentos desesperados de una mujer y al día siguiente dijo lo que pasaba ahí:

“Yo he escuchado gritos y, no solo eso, vi a una mujer de blanco pasearse por los sembradíos hasta ese punto (donde ahora está la tumba), donde dejaba de llorar”. Lo mandaron a El Vaticano, por lo que la iglesia ordenó que se construyera esa tumba y, no sólo eso, en ese lugar se hizo el primer exorcismo en México, en donde se determinó que una entidad estaba habitando en un lugar físico

El espeluznante ahogamiento

El llanto de esta mujer que dice así ‘’¡Aaay… mis hijooos!’’, por si aún no conocen la tétrica historia, esta mujer había tenido tres hijos con el amor de su vida, pero él, al no querer estar más con ella y anunciarle que se casaría con otra, ella enloqueció y en un río cerca de su casa ahogó a sus pequeños en venganza contra el amante.

Ellos fallecen y, en lugar de sentir esa satisfacción que pensaba ganar ahogando a sus propios vástagos, ella empezó a sentir un profundo arrepentimiento, un profundo dolor, tan es así que todos los días al borde de ese río se ponía a llorar, lamentando el terrible crimen que había cometido.

Hasta que ya no soportó más, se amarró a una carreta y se aventó a este río para morir con la esperanza de poder reencontrarse con sus amados hijos. Pero según La Biblia, el peor pecado que puedes hacer es matar a tus propios hijos, ya que es una burla hacia Dios porque son un regalo de él.

Así que al suicidarse, jamás pudo reencontrarse con ellos y su espíritu se quedó con un profundo dolor y enojo que aún después de tantos años sigue vagando buscando a sus hijos. Y si no encuentra a los suyos, se lleva a otros niños. La leyenda dice que si un infante entra, escuchará a “La Llorona”, que ya le estará acechando.

También te puede interesar:

Enigmas: platicó con su amigo de la infancia sin saber que había muerto

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO