Enigmas: las casas también se ‘enferman’

InicioEspecialesEnigmas: las casas también se 'enferman'

Enigmas: fuertes creencias sobre la influencia de la brujería o el comportamiento humano en las casas

-Publicidad-

Por Jorge Moreno
Ruth García, lectora de la ciudad de Tizimín, nos mandó un interesante texto que habla de ciertas creencias de nuestros ancestros, relacionado con lo que le ocurre a las casas debido a nuestro comportamiento o cosas externas (brujería) que pueden cargar.

Y es que antiguamente se creía que las casas están vivas, tienen un espíritu; si el espíritu sufre, las casas sufren y, por ende, quienes allí habiten sentirán el mal, que puede manifestarse como pobreza, los problemas, el desamor, las pérdidas y las malas energías.

Las discusiones significan que la casa cargó la maldad, ya sea de personas que visitan la casa o de los propios habitantes que lo cargaron en la calle. Si hay peleas más fuertes, entonces esto atrae aún más el mal por varios días.

Si la casa se llena de humedad de manera poco explicable, se dice que “llora”, debido a que se complicaran las cosas y pleitos entre la familia a un corto plazo.

Según se cuenta, cuando se presentan situaciones críticas, la casa se infesta de energías negativas, las cuales actúan sobre sus moradores.Es prudente mantener el diálogo, evitando los enfrentamientos. Si de pronto crujen los muebles de madera durante el día, simboliza una discusión o enfrentamiento familiar con grandes problemas.

Algo bueno

Si los vidrios se rompen por el viento, contra lo que se pudiera pensar, esto es positivo, pues simboliza que llegará abundancia y buenas energías; grandes cambios para quienes allí habitan, luego de momentos de dificultad.

Si las paredes se agrietan, una enfermedad sacudirá al dueño de la casa, e incluso un posible accidente puede suceder. Si las cerraduras se dañan inesperadamente o se parten las llaves, los cambios inesperados llegarán a su vida; la familia crecerá, embarazos a corto plazo y también se dice que una persona desconocida le brindará ayuda.

Si las plantas se marchitan y se amarillan las hojas, tenga cuidado: alguien desea hacerle daño mediante brujería, es un aviso, no es una cura; esto lo aclaramos porque hay personas que por ejemplo tienen ruda, sábila o albahaca en su casa y al ver que se marchita pronto dicen “es maldad que nos están haciendo, ya se curó la casa”, pero no es así, estas plantas al marchitarse es un aviso nada más, es como los termómetros médicos que nos indican si tenemos temperatura, sólo lo indican, no nos quitan la fiebre.

Amuletos

Si en una casa desea que llegue la abundancia y el bienestar para todos, se deben usar amuletos, cuarzos, o bien, inciensos ritualizados.

Es muy importante que estén “trabajados”, pues los inciensos aromáticos sólo sirven para eso, para dar aroma agradable, pero no alejan las malas vibras.

Estos materiales o los amuletos personales harán que no haya discusiones, pleitos por cualquier cosa y que la unión impere en la familia, y ni qué decir de que habrá prosperidad económica y de salud.

Coloque un espejo grande a la entrada de su casa, de tal manera que quien llegue de visita, en el momento de abrir la puerta, lo primero que vea sea su propio reflejo, esto los “borreguitos de la fortuna” y las “herraduras protectoras” ayudarán a que no se quede la mala vibra en el hogar.

También se recomienda que la casa este pintada con colores vivos; las paredes blancas alejan el dolor; las verdes dan ilusión; el rosado estimula nuestras metas; el azul hace que tengamos perseverancia, etc.

No acumule

También se recomienda que tire todo lo que no le sirva o este roto, se ha comprobado que ser un “acumulador” no sólo le daña física y psicológicamente sino que además atrae todo lo negativo.

Así que ya lo sabe, si quiere utilizar amuletos, inciensos, cuarzos, etc, con gusto le podemos asesorar y verá que en cuestión de días todo cambiará de manera positiva en su casa y en su estado de ánimo. Contáctenos al teléfono (999) 4971802.

(Foto contexto: unsplash)

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO