Enigmas: El extraordinario caso del Huay Pek de Tunkás

InicioEspecialesEnigmas: El extraordinario caso del Huay Pek de Tunkás

Enigmas: esta es la sorprendente historia del visitante que se convertía en Huay Pek en Tunkás

Por Jorge Moreno
Hace unos días platiqué con don Remigio May, oriundo de la población de Tunkás, quien me platicó sobre un brujo de esa población que falleció hace varios años; era comerciante durante el día, pero también era Huay y se transformaba en perro (pek).

Comenta que mucha gente en ese pueblo lo conoció y supieron de su muerte en Tekal de Venegas; conforme me fue contando el caso, recordé que hace unos años hice una investigación al respecto en el lugar de los hechos.

Este Huay Pek fue visto perseguido, baleado y quemado con el fin de que ya no vuelva a atemorizar a la gente, en el año 2002, en ese municipio cercano a la ciudad de Izamal.

En 2008, viajé al lugar de los hechos para entrevistar a diversas personas, incluso pude hablar con tres testigos que el día de la cacería vieron y persiguieron a ese Huay Pek. Las personas me dijeron que en ese entonces todos los días veían llegar a un señor que no era del pueblo, se quedaba y por las noches desaparecía para dar paso a la llegada de un enorme perro negro que se metía a las casas, unos decían que a robar oro y dinero, y otros que sólo buscaba comida y asesinaba animales de patio.

Fuera lo primero o lo segundo, el caso es que perjudicaba al pueblo, y fue hasta que intentó robar en una casa cuando los propietarios, que se dedicaban a la cacería de venado, sacaron sus escopetas, lo persiguieron y le dispararon. Vieron su rastro de sangre y sabían que lo habían herido, por lo que procedieron a seguirlo, pues era quizás su única oportunidad para acabar con este ser.

Triste final

El Huay Pek intentó huir internándose en los patios de las casas, pero hacía mucho ruido y a pesar de que era tarde, varias personas salieron de sus domicilios para ver qué ocurría o para ayudar en la batida.

Finalmente, cerca del Centro de Salud, ya agonizante, fue rodeado, baleado de nuevo y así murió. Hay quienes afirman que llevaron el cuerpo del animal al Palacio y como no supieron qué hacer las autoridades, la turba lo llevó cerca del basurero municipal y lo quemó.

Dicen algunos testigos que cuando le tiraron gasolina y le prendieron fuego, el animal se movió y pegó un alarido, lo que hizo que mucha gente se fuera espantada de allí. A la mañana siguiente, algunas personas regresaron y dicen que ya no encontraron el cuerpo.

Pero este caso no termina allí, pues si bien es cierto que habían matado al brujo, varias personas tenían curiosidad de saber quién era en realidad esta persona y de dónde venía.

Mujer sospechosa

A los pocos días llegó al poblado una señora del municipio de Tunkás con cierta discreción preguntaba a la gente detalles sobre el incidente del Huay Pek que habían asesinado. Nadie sospechó nada en ese momento, pues tomando en cuenta lo insólito del caso, pensaron que la señora, así como muchas personas más, sólo preguntaban por curiosidad.

Pero resulta que al día siguiente, la señora regresó, y al día siguiente también; ahí se empezó a sospechar el verdadero motivo por el cual estaba tan interesada por conocer en dónde había terminado el cuerpo del Huay Pek; también preguntaba con insistencia por la complexión de este animal, su color y si no tenía un medallón en el pecho.

Meses después se supo parcialmente lo que había ocurrido, al parecer esa señora era esposa del Huay Pek y como éste no regresó nunca a su casa, supuso que le pudo haber pasado algo malo y como sabía que su esposo seguido viajaba a Tekal, ella acudió a en su búsqueda; ella ya sabía que su marido era un Huay y así supo su triste final.

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO

Ofrecen Becas Económicas para primaria y secundaria en Mérida

Madres y padres de familia interesados en las Becas Económicas que ofrece el Ayuntamiento de Mérida para primaria y secundaria, podrán inscribirse de manera...