Enigmas: Crines de caballos aparecen misteriosamente trenzadas

InicioEspecialesEnigmas: Crines de caballos aparecen misteriosamente trenzadas

Por Jorge Moreno
Don Rubén Manzano Polanco, asiduo lector de DePeso, nos mandó un correo electrónico en donde nos pide que hablemos sobre el misterio que existe con relación a las crines (cabello o pelo) de los caballos que de pronto aparecen hechos trenzas:

“Qué tal, amigos de la sección Enigmas, me gustaría que tocara el tema de los caballos que les trenzas sus crines; yo durante toda mi infancia y adolescencia viví en un rancho en Izamal, pues mi papá era el capataz y seguido escuchaba que decía que los aluxes eran los que hacían eso a los caballos, decían que no era malo, llamaban a un sacerdote maya para que pusiera ofrendas y listo”, relató.

Cabe mencionar que ese fenómeno no es exclusivo de Yucatán, pues en muchos países ocurre lo mismo. Hay una leyenda que cuenta que hace cientos de años, los duendes acostumbraban a hacer trenzas elaboradas y complejas a las crines o pelaje de los unicornios, pero con la extinción de estos últimos, los duendes continuaron con esa tradición con los caballos.

Pero independientemente de esta historia, lo que es un hecho es que en la actualidad este fenómeno extraño continúa ocurriendo a caballos de prácticamente todo el mundo, pues tan solo en México, he escuchado relatos de decenas de ranchos
en donde los dueños, empleados o vaqueros han visto como de pronto sus caballos o yeguas amanecen con sus crines trenzadas.

blank

Muchos han tenido la curiosidad de checar a altas horas de la noche a estos equinos y les han visto su pelaje normal, para que horas después, con el amanecer, éstos ya tengan sus crines trenzadas con elaborados peinados, que sería imposible que una persona haga en la total oscuridad.

Muchos dueños de caballos se han acostumbrado y resignado a esto, pues afirman que no les han hecho daño; se dice que esto ocurre porque los duendes ya sea trolles, elfos, gnomos o aluxes, dependiendo de la región, sólo quieren jugar con estos animales.

Esto es tan común en algunos estados que incluso existe un sitio en el municipio de Huasca de Ocampo, Hidalgo, llamado “el Museo de los Duendes”, en donde existe una colección de fotos y de crines cortadas en donde se ve con claridad las trenzas que han hecho estos diminutos seres.

En Yucatán he hecho al menos diez investigaciones relacionas con estos casos en sitios como Tizimin, Umán, Kanasín y Conkal, entre otros y en todos los casos la gente asegura que se trata de aluxes, pues incluso han visto las sombras
de éstos rondar cerca de los caballos.

Como conclusión podemos decir que esto no es malo, y que los aluxes o duendes sólo lo hacen para jugar o como distracción, así que si en alguna ocasión escuchaste de esto o tienes un caballo, puedes estar tranquilo.

Tal vez te pueda interesar:

Enigmas: “Espíritu quería huir del cementerio”
- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO