Enigmas: reportan espantos en conocida casona de la avenida Colón
Fernando Tzab, empleado en aquel entonces, muestra los sitios en donde ocurrían los fenómenos con mayor frecuencia.

Rollo: Jorge Moreno
Recientemente me informaron sobre ciertas “sombras raras” que se observan en una casona ubicada en la avenida Colón de la ciudad de Mérida, la cual es de estilo antiguo y hasta hace unos años fueron oficinas de una dependencia federal.

Los testigos afirman haber visto esas sombras desde afuera, en el jardín y que de pronto estas desaparecieron, sin embargo no dieron algún otro dato ni existe alguna prueba como una foto o vídeo.

De hecho se trata de un sitio al cual ya había acudido (en el mes de julio de 2011), debido a los reportes de los propios empleados, quienes veían cosas extrañas durante sus horas laborales; se trata de las ex instalaciones de la Procuraduría Agraria, delegación Yucatán.

En aquel entonces fuimos por el reporte del Sr. Fernando Tzab, empleado de este lugar, y era tal el miedo y la incertidumbre de más de la mitad de los empleados de ese sitio, que el propio delegado estatal en ese entonces, Lic. Jacinto Sosa Novelo, autorizó mi visita para realizar una investigación oficial.

Lo primero que hice fue entrevistar a varios empleados, empezando por el señor Tzab, para que me explicaran con detalle todo lo que habían visto, escuchado o sentido y tratar de descartar alguna explicación lógica.

Me informaron que varios empleados habían escuchado desde meses atrás cómo se aporreaban los archiveros, cajas que de pronto aparecían en otros sitios, siluetas y voces, sillas que cambiaban de sitio a pesar de que en los cuartos en donde se encontraban se cerraba con llave, así como sombras extrañas deambulando por las noches y que ha sido reportado por al menos tres veladores.

Luego de escuchar en entrevistas por separado y filmadas, a más de diez personas, descarté que se trataran de situaciones con alguna explicación lógica, además eran bastantes las situaciones que les habían pasado (ya sea solos o en grupo) incluyendo a empleados escépticos que aunque al principio se negaban a creerlo, ellos mismos lo habían vivido y acababan por aceptarlo.

Tras las entrevistas, realicé un recorrido por todo el edificio, y con detalle me iban explicando lo que había ocurrido en cada espacio. Este sitio es una casona antigua que tiene más de setenta años de antigüedad y evidentemente tenía una historia amplia en cuanto a personas que han vivido ahí.

En una segunda visita nocturna, entrevisté al velador, quien había visto siluetas caminar por los interiores del edificio (de hecho me comentó que el velador anterior había renunciado y otro de ellos le había recomendado que no fuera a ciertos sitios); también decidí instalar una cámara de video en la sala de juntas, el sitio en donde mayormente ocurrían las situaciones extrañas; tras colocar la filmadora, tanto el velador como el Sr. Tzab cerraron con llave la puerta y nos fuimos junto con el resto de mi equipo a otra parte del edificio.

Hora y media después, regresamos a este sitio y al momento de revisar la cámara sorprendentemente nos dimos cuenta que quedó registrado algo impactante, ya que por varios minutos consecutivos se observa como algo o alguien mueve la cámara de izquierda a derecha, de arriba hacia abajo y viceversa en movimientos irregulares.

Nadie más se encontraba en ese sitio y como prueba está el video en donde se ve el momento en que salimos de la sala de juntas y cuando regresamos noventa minutos después.

Durante el recorrido (en el cual también estuvieron otros tres empleados de este sitio) se pudieron notar una sombra en la planta alta del edificio y también en la parte de atrás a un costado de un árbol en donde hace mucho tiempo se ahorcó una persona.

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí