‘Basta de decir que los niños no se enferman de Covid’: mamá de pequeña fallecida

InicioEspeciales'Basta de decir que los niños no se enferman de Covid': mamá...

ARGENTINA.- “Nos dicen que los chicos no se enferman y es mentira”, dijo la señora Cintya Fonteina, cuya hija de apenas 8 años de edad falleció víctima del coronavirus, tras 9 días de estar ingresada en un hospital.

La historia de este triste caso refiere que tanto la mujer como su esposo y sus tres hijas habían dado positivos a Covid-19, pero tras los días de cuarentena parecían haberse recuperado. Sin embargo, la pequeña Julieta de 8 años días más tarde tuvo reacciones a la enfermedad.

Esto ocurrió en Argentina y la historia pone una alerta pues demuestra que los niños, que son parte de la población que aún no recibe la vacuna, pueden enfermarse y desarrollar cuadros graves de coronavirus.

Según se informó, el pasado mes de mayo la señora Cintya Fonteina fue diagnosticada con Covid-19, y aunque sólo ella se hizo la prueba, se dio por hecho de que toda su familia estaba contagiada. Su esposo Daniel estuvo varios días con fiebre, y sus hijas tuvieron unas leves molestias, pero nadie requirió hospitalización.

Cuando se pensó que ya todo estaba bien, a la niña de 8 años le aparecieron unas manchas en diversas partes del cuerpo, además de sarpullido. Ya era el mes de junio, y la señora la llevó con un médico quien dijo que podía ser una alergia, le recetó una pomada, y las molestias desaparecieron.

Días más tarde, la niña Julieta tuvo alta fiebre y problemas gastrointestinales, se le llevó de nuevo al médico, y de rutina se le tomó una muestra de hisopo en la nariz y radiografías e tórax, diagnosticándose una posible neumonía, misma que había que tratar, dándosele un medicamento.

La niña reaccionó mal a éste y lo vomitó y la desesperada mamá la llevó de nuevo al hospital, y se le empezaron a tomar a la niña muestras de sangre y orina. La señora Cintya le mostró a una doctora fotos de la presunta alergia que había sufrido su hija, y de inmediato la especialista le dijo que eso era Covid-19.

La menor se quedó ingresada varios días, se le suministró oxígeno, pero más tarde los padres fueron avisados de que había que intubarla y que se quedaran cerca por si algo pasaba, y por desgracia así fue. Julieta tuvo un paro cerebral el 9 de julio por la mañana, y posteriormente su corazón dejó de latir. El diagnóstico fue que la niña tuvo infección en pulmones, corazón e hígado.

La familia pidió a todo mundo estar al pendiente de los niños, y dejar de creer que ellos no se pueden enfermar o que el Covid no es grave para ellos. Asimismo, en caso de contacto con gente enferma, pidieron estar al pendiente de apariciones de problemas en la piel como manchas o sarpullido.

También te puede interesar:

Yucatán, primer lugar nacional en casos de la variante Gamma

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO