De un balazo matan a empleado de gasolinera que pidió usar tapabocas

InicioAlerta RojaDe un balazo matan a empleado de gasolinera que pidió usar tapabocas

-Publicidad-

Tratar de hacer cumplir las medidas sanitarias contra el Covid le causó la muerte a un empleado de una gasolinera.

El trabajador, al ver que un cliente no llevaba puesto el tapabocas, le pidió que se lo pusiera. En un principio el cliente hizo caso pero luego perdió los estribos y mató al empleado.

Según el informe policial, se sospecha que un hombre de 49 años le disparó a un empleado de la estación de servicio en la ciudad de Idar-Oberstein, en Alemania, el sábado por la noche, por requerirle el uso de máscara en el interior del establecimiento.

¿Qué pasó en la gasolinera?

Se dice que el hombre ingresó a la estación de servicio para realizar una compra sin usar mascarilla y el empleado de 20 años le pidió que cumpliera con el reglamento. Los dos supuestamente discutieron, lo que llevó al cliente sin máscarilla a irse del local.

Pero según la policía, el hombre regresó aproximadamente una hora después. Esta vez, llevaba puesta una mascarilla, pero se la quitó y los dos comenzaron otra discusión. El sospechoso sacó un revólver oculto de su bolsillo y le disparó al joven de 20 años.

El fiscal Kai Fuhrmann dijo que la víctima murió tras un disparo mortal en la cabeza. Después del incidente, el sospechoso huyó a pie.

¿Qué dijo el agresor?

Las autoridades llegaron al lugar y comenzaron la búsqueda del atacante, sin tener éxito. Al día siguiente, el hombre de 49 años entró en la comisaría y confesó el crimen.

El hombre dijo a los oficiales que estaba en contra de las medidas restrictivas de COVID-19 y que la situación de la pandemia de coronavirus lo había estresado mucho, dijo Fuhrmann.

Se sintió acorralado y «no vio otra salida», según el recuento. El sospechoso consideró a la víctima «responsable de la situación general, porque hizo cumplir las reglas», agregó Fuhrmann.

El departamento de policía de la ciudad de Trier dijo que el tiroteo fue el primer incidente relacionado con medidas de coronavirus en la zona y en el estado de Renania-Palatinado.

El alcalde de Idar-Oberstein, Frank Frühauf, expresó su consternación y consternación por el crimen. «Este es un acto terrible e inconcebible que ha ocurrido aquí en Idar-Oberstein», dijo.

«Tal crimen no tiene precedentes. Tomará tiempo asimilar lo que pasó», agregó.

Tal vez te pueda interesar:

(Con información de dw/Foto de contexto redes)

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO