Solo un gol necesitaba el Monterrey. Solo uno. Pero fue incapaz de conseguirlo y fue eliminado esta noche en la semifinal de la Liga MX por un tibio Tigres, que toma revancha de la final perdida en Concachampions no hace mucho, precisamente ante Rayados.

El partido de ida jugado en cancha de Rayados había quedado 1-0 a favor de los locales.

Hoy la figura sin duda fue el portero felino Nahuel Guzmán, que contuvo o desvió por lo menos tres tiros que iban seguro a gol. En contraparte Rayados perdió a su titular Marcelo Barovero por lesión durante el juego, lo que obligó a echar mano del mexicano Luis Cárdenas.

Durante el partido se rindó homenaje a Osvaldo Batocletti, ícono como jugador de Tigres y quien hizo campeonas a las chicas en la categoría femenil.

Fue Guido Pizarro quien con un cabezazo hizo el gol de Tigres al ’42. Después su equipo se desdibujó y en el segundo tiempo se dedicó prácticamente a aguantar los incesantes embates de Rayados. Sin embargo, Tigres pudo haber anotado en un par de contragolpes, pero desperdició opciones muy claras.

Y así el equipo del Tuca, que solo ha ganado un partido de sus últimos cuatro, es una vez más finalista.

El segundo finalista se conocerá este domingo, cuando el impresionante líder León reciba al campeón América. El partido de ida quedó 1-0 a favor de la Fiera, jugado en Querétaro debido a la contingencia ambiental capitalina.

(Gonzalo Franco/Fotos: @TigresOficial)