El pasado 26 de julio, Sergey Bezruchenok sufrió una caída que le acabaría costando la vida. Al paracaidista se le enredaron las cuerdas, siendo incapaz de recuperar el control del paracaidas.

El vídeo muestra la dureza del impacto y los esfuerzos de Bezruchenok por intentar recuperar el control. El duro golpe le dejó dos semanas en coma.

Los médicos no pudieron hacer nada por salvarle. Los hechos ocurrieron en el aeródromo de Krutitsa, cerca de Ryazan. Sufrió una lesión en la cabeza, fracturas de la pelvis y las piernas.

Bezruchenok trabajó como comerciante para empresas en Emiratos Árabes durante ocho años. También era aficionado al buceo libre. Antes de su salto fatal, había realizado más de 500 saltos de manera exitosa.

(Info: lasexta.com/Imagen: captura de pantalla)

DEJA UN COMENTARIO

¡Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí