‘Doña lucha’ está de fiesta: 87 años de historia

InicioAfición'Doña lucha' está de fiesta: 87 años de historia

Especial de lucha libre: se cumplen 87 años del pancracio en México

-Publicidad-

Este lunes el pancracio celebra 87 años de haberse implementado en nuestro país, bajo la Empresa Mexicana de Lucha Libre (EMLL) hoy conocida como Consejo Mundial (CMLL).

Salvador Lutteroth González, quien es considerado el «padre del deporte de los moquetazos», fue la persona que le apostó al proyecto fundado en un día como hoy, 21 de septiembre, pero de 1933 y que hasta nuestros días sigue dando de qué hablar.

La historia cuenta que don Salvador nació el 21 de marzo de 1897 en Colotlán, Jalisco. A la edad de 13 años, comenzó a trabajar tras el fallecimiento de su padre y cuatro años más tarde, se enlistó al ejército de Álvaro Obregón donde llegó a luchar contra el poder de Francisco Villa.

En 1924, bajo el cargo de capitán primero pide su baja del ejército. De esa fecha hasta 1931, laboró como inspector de hacienda. En 1929, tuvo la oportunidad de visitar El Paso Texas, donde degustó una función en la que le quedó grabada la imagen del luchador griego Gus Papas. Tras su salida de hacienda en 1931, don Salvador fundó su mueblería y unos billares que a la postre no proliferaron.

Segundo ‘round’

Nuevamente el acercamiento a la lucha libre se dio. Ahora en Ciudad Juárez unos amigos lo invitaron para presenciar una función. Ahí, don Salvador observó el negocio del pancracio, donde se podía ver la ganancia o no de manera inmediata, algo que, con la mueblería y el billar, no se daba y representaba un dolor de cabeza para todos.

En la aventura, Lutteroth González se unió a una persona de apellido MacIntosh, Francisco Ahumada y otro de apellido Corona. Ellos en un principio, trajeron luchadores extranjeros que fueron pasados como mexicanos para atraer público.

Para concretar el primer paso, don Salvador vendió la mueblería y los locales donde se establecían los billares, pero de manera misteriosa, la lana se perdió.

Así fue como se estableció el 21 de septiembre de 1933 la lucha en México, donde en aquella ocasión, alquilando el legendario espacio, presentó en el ring al norteamericano Bobby Sampson, el irlandés Cyclone Mackey y el mexicano Yaqui Joe.

La primera máscara

Para ese mismo año, Antonio H. Martínez confeccionó la primera máscara a petición del Cyclone Mackey conocido también como La Maravilla Enmascarada.

En aquella época, la baraja deportiva no era mucha y para comenzar a formar escuela nacional, se reclutó a jóvenes que practicaban fútbol americano. De ahí surgen estrellas del pancracio como Ciclón Veloz y Bobby Bonales.

La Arena Modelo

Con la problemática encima, una nueva luz de esperanza apareció. Cuentan que un billetero se acercó a ofrecerles un cachito de lotería, a duras penas lograron reunir el importe. Esto aconteció en 1935, año en el que don Salvador logró ganarse 40 mil pesos, lana que le sirvió para comprarle una casa a su familia, que le costó 16 mil 500 pesos.

El resto del varo, lo dio como enganche para adquirir la Arena Modelo, propiedad de Víctor Manuel Castillo y así nacería ahora, la Arena México.

La historia siguió ahora con una segunda campanada para don Salvador, quien, a principios de la década de los cuarentas, se volvió a sacar la lotería. Permitiendo ahora con esa lana, crear la Arena Coliseo que fue inaugurada el 2 de abril de 1943 con el duelo por las máscaras entre El Santo y Black Shadow, desenlace que todos conocemos.

Para el 27 de abril de 1956, se da paso a la nueva Arena México, el cual está basado en el Madison Square Garden. En aquella función de inauguración estuvieron presentes El Santo, Blue Demon, El Médico Asesino, Rolando Vera, Bobby Bonales, Gorilita Flores y El Gladiador.

La Arena México, actualmente, no sólo ha dado cabida a la lucha libre, sino también al boxeo, conciertos, circos y otros espectáculos.

En la reinauguración, Firpo Segura, actor y campeón mundial de boxeo semi-completo fue el padrino que le dio la «patadita de la buena suerte» al pancracio, al día siguiente, el 28 de abril, Mario Moreno «Cantinflas», hizo los honores, pero en la primera función del deporte de las «narices chatas y orejas de coliflor».

(Por Félix Zapata)

- Publicidad -

LO MÁS LEÍDO