Nico Sánchez, autor del 1-0. Los Tigres una vez más desperdician una final.

Con un portero Marcelo Barovero como gran figura, Rayados de Monterrey sacó esta noche el triunfo por 1-0 en casa de Tigres, en histórico partido de ida de la final de la Liga de Campeones de Concacaf, jugado por primera vez entre dos conjuntos de una misma ciudad mexicana, Nuevo León.

El partido fue muy parejo, de ida y vuelta.

Incluso al ’38 se había salvado Tigres, con un disparo de izquierda desde fuera del área de Nico Sánchez, que pegó en el palo derecho del arco defendido por Nahuel Guzmán.

El mismo Sánchez hizo el 1-0 poco después, al 42, al rematar de cabeza un centro de Dorlan Pabón.

Barovero tuvo varias intervenciones pero la más destacada fue al ’62 cuando a mano cambiada desvió un zurdazo de Dueñas.

Ahora Tigres deberá ganar en casa de Rayados el próximo miércoles 1 de mayo si quiere ganar por primera vez la Concachampions, que da acceso al Mundial de Clubes, torneo al que los felinos nunca han podido ir.

Datos curiosos

El gol más tempranero en la historia del clásico regio: Dorlan Pabón, de Rayados el 10 de diciembre de 2017 a los 114 segundos.

El gol más tempranero en la historia de las finales de Concachampions: Rodolfo Pizarro, de Rayados, el 17 abril de 2018 a los 63 segundos.

Gignac nunca le ha hecho gol a Marcelo Barovero en ocho enfrentamientos

(Con información de Mr Chip/Fotos: @Rayados y @TigresOficial)