bty

El clavadista yucateco Juan Diego Cervera Madera y su entrenador, el cubano Héctor Soto tienen listas las maletas para iniciar su camino rumbo a Jalisco y Guanajuato, donde buscarán ser tomados en cuenta para conformar la selección mexicana que representará al país en los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Bajo sus propios recursos, el joven medallista de bronce en el pasado Nacional Juvenil (Olimpiada) y su mentor deportivo se encuentran ilusionados por alcanzar esta meta. “Vamos a salir a un campamento en Jalisco y luego de ahí estaremos en León, Guanajuato, donde se realizará un control técnico entre los mejores atletas de México de Primera Fuerza, van estar algunos juveniles y la categoría elite, de ahí se va seleccionar el equipo que va participar en los Juegos Panamericanos”, explicó Soto.

Añadió que para asistir a esos dos eventos recibieron ayuda de familiares, amigos y hasta de personas ajenas al deporte, quienes hicieron una “vaquita” para que realicen el viaje. Dijo que el plan es tirar tres metros trampolín y plataforma, así como sincronizado nada más y nada menos que con Iván “Pollo” García de quien, como dimos a conocer en exclusiva, Diego recibió la invitación para estar contemplado en el campamento con “la crema y nata” de los clavados tricolores.

“Todavía no está confirmado hasta llegar allá. Desde aquí va con rama de primera fuerza, que es diferente a las olimpiadas, ya Diego termina de categoría 16-18 (años) y pasaría a la libre”, declaró el entrenador. El CODE en Guadalajara será la casa de Diego y Héctor en los próximos días, después estarán en León, donde Cervera Madera participará en competencia del 3 al 6 de junio.

Del control técnico, Soto comentó: “Es un control técnico a puerta cerrada, los clavadistas que se seleccionan los decide la comisión técnica nacional… tanto varonil como femenil”.

Olimpiada: resultado positivo

A pesar de que se esperaba más, Héctor Soto externó que el bronce obtenido por Diego fue bueno, pero dejó en claro que “hubo detallitos. “Creo que fue la presión porque éramos sede, pero es un resultado, se esperaba más de él, sin embargo me da la pauta para seguirlo preparando psicológicamente y trabajar más”.

“El deporte es así, a veces estás arriba a veces abajo, hay que medirse por las veces que nos levantamos, no por las derrotas. Ojalá pudiéramos siempre estar arriba. Ya conversé con él y vimos los fallos, está ahora motivado”, agregó.

Rommel Pacheco, ahora Diego

Como muchos yucatecos saben, Rommel Pacheco Marrufo es un atleta que se ha ganado a pulso su lugar y ahora podría ser Diego Cervera.

Sobre el tema, el entrenador cubano comentó: “En el caso de Rommel conocemos su trayectoria y ahora Diego se está incorporando, dando los primeros pasos, lo importante es seguirnos manteniendo y trabajar. Hay que trazarse metas, sabemos que es un camino largo”, finalizó.

(Info: Félix Zapata)